Escúchenos en línea

La hazaña de José Mercedes y la tanqueta Ramona

14 Junio 2019
La hazaña de José Mercedes y la tanqueta Ramona

Exactamente un mes antes del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, un muchacho realizó una hazaña guerrillera que pagó con su vida. Sobre la carretera entre Chinandega y Chichigalpa, ayudado por un compañero, José Mercedes Cubillo Molina se plantó frente a una tanqueta de la Guardia Nacional, disparó un cohete con su "bastón chino" y tras inmovilizarla, sus compañeros sandinistas aniquilaron un convoy somocista.

José Mercedes nace el 15 de septiembre de 1957 en Managua y se cría con su abuelita paterna en el barrio El Rosario, en Chinandega. Es hijo Aura Lila Molina López (QEPD) y de José Mercedes Cubillo Sevilla, y hermano de Héctor José, Santiago Abraham, Javier Ramón, Maritza del Carmen, Manuel Antonio y Bismarck Antonio Cubillo Molina. Estudió la primaria en el Colegio del Hogar del Niño, en la ciudad de Chinandega, y la secundaria en el puerto de Corinto, Instituto Azarías H. Pallais.

Aura Lila fue clave en la formación revolucionaria de sus hijos, pues ella misma se había integrado a la lucha sandinista. José Mercedes se incorporó a la Cruz Roja en Chinandega. Posteriormente se suma a la lucha revolucionaria y desde entonces la Guardia Somocista comienza a perseguirlo, lo cual le obliga en noviembre de 1978 a salir a San José, Costa Rica, en donde residen en la casa de la María Apolonia López Téllez, militante del Frente Sandinista.

Semanas después viajó a entrenarse en Cuba, donde se encontró con su hermano Santiago Abraham, quien vivía en Managua y también se había integrado al FSLN. Es hasta entonces que se enteran de su militancia revolucionaria. En enero de 1979, Santiago Abraham salió primero de La Habana hacia Panamá y luego de manera clandestina hacia los frentes de guerra en Nicaragua. La noche anterior disfrutaron juntos, con la certeza del triunfo, y se rieron de todas las cosas que habían sorteado por la persecución de la Guardia Somocista. Más tarde, José Mercedes también sale de Cuba a integrarse al combate contra la Dictadura.

En plena Insurrección Final, Santiago es enviado a occidente para reforzar las unidades guerrilleras. El martes 19 de junio, la Guardia envía un convoy desde la ciudad de Chinandega hacia Chichigalpa, en donde las fuerzas sandinistas habían ocupado la ciudad y sobre la carretera cerraban el paso desde Managua. Una tanqueta encabezaba las tropas somocistas.

Los muchachos se dan cuenta que llegarán refuerzos de la Guardia y deciden tender una emboscada al convoy, entre las comunidades Cosmapa y Piedra Quemada, en donde hay un tramo carretero que sube y baja. Según contaron sus compañeros de lucha, la jefa de su escuadra, Laura Amada Cuadra Hernández (Claudia), preguntó quién estaba dispuesto a destruir la tanqueta de la guardia. José Mercedes se ofreció de voluntario y Claudia ordena que lo acompañe Javier Gómez (Pichota). Él estaba consciente que si tenía éxito, asestarían una derrota estratégica a los somocistas para acelerar la victoria del pueblo.

José Mercedes, armado de su lanza cohetes RPG-2, conocido como "bastón chino", avanzó decidido a encontrarse con la tanqueta para afinar la puntería. Mientras Pichota sostenía el cohete, José Mercedes hizo el disparo y no falló: su tiro certero inmovilizó el vehículo. Los guardias, piloto y copiloto, que conducían la tanqueta salieron como locos y fueron aniquilados por los otros guerrilleros de la escuadra.

Entonces, José Mercedes se dirige hacia la tanqueta para ocuparla y en ese momento un francotirador de la Guardia que estaba ubicado entre las tropas que seguían al vehículo, dispara a larga distancia y le acierta un tiro en un costado de su cuerpo. Malherido, José Mercedes entra a la tanqueta, acompañado de Javier Gómez y otro guerrillero conocido como "El Guatemalteco", quien se pone al timón del vehículo.

El jefe del pelotón de la Guardia ordena a sus tropas la retirada hacia Chinandega cuando observa que han perdido la tanqueta. Pero en la retaguardia y a los costados, los están esperando las otras escuadras guerrilleras. Los muchachos estaban ubicadas en pozos tiradores desde donde disparan hasta aniquilar a entre 25 y 30 guardias.

Además de la tanqueta, a la cual la población chinandegana bautizó como "Ramona", los sandinistas recuperan tres ametralladoras 30 y nueve mil tiros calibre 30, 7 subamtralladoras UZI, más de 30 fusiles M-16. Los guerrilleros pierden a dos de sus compañeros.

Así eran las tanquetas de la Guardia Somocista

Entre tanto, los tres muchachos que ocupan la tanqueta giran el vehículo y lo enrumban hacia la ciudad de Chinandega. En el recorrido, José Mercedes murmura a sus compañeros "me ahogo, no puedo respirar". El Guatemalteco le responde: "si hermano, estás pegado", y en ese momento el héroe expiró sobre el brazo derecho de Pichota, propiamente cuando pasaban por el sitio conocido como "la esquina de las niñas Herrera", en donde hoy está ubicado el supermercado Palí. Era el martes 19 de junio de 1979.

Inicialmente, tras abatir al convoy somocista, sus compañeros sepultaron a José Mercedes en Chichigalpa, en los predios de la Escuela Leonardo Montalván, y en 1981 sus restos fueron trasladados al cementerio de Chinandega.

La emboscada de Piedra Quemada fue un golpe moral a la Guardia Somocista, pues además que evitó que la Dictadura recuperara Chichigalpa y el Ingenio San Antonio, impidió la masacre de la población civil en esa ciudad y que unos tres mil guardias pudieran reforzar las tropas somocistas en León, El Sauce y Estelí, en donde los sandinistas ya habían liberado a la población. Después de la emboscada, la guardia queda arrinconada en la ciudad de Chinandega a esperar su funeral.

El aporte de José Mercedes fue clave para esa victoria, pues la recuperación de la tanqueta permitió la exitosa emboscada y aceleró el triunfo final del pueblo nicaragüense sobre la Dictadura Somocista, que ocurrió exactamente un mes después que ofrendó su vida. Murió como un héroe a los 21 años y nueve meses de edad.

Un monumento fue erigido en su nombre en la entrada al centro de la ciudad de Chichigalpa, en el sitio conocido como "la esquina de los rieles". El edificio de la Alcaldía Municipal de esa ciudad lleva su nombre y en los años 80, en el barrio El Rosario, donde él se crio en Chinandega, frente a la sastrería JET, la población instaló una placa conmemorativa.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play