Escúchenos en línea

Cuba, Rusia, China a la cabeza de las acciones solidarias

01 Abril 2020
Cuba, Rusia, China a la cabeza de las acciones solidarias

Por María Zajárova, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia

En el contexto de la dura lucha de la humanidad contra la pandemia del coronavirus, quisiera llamar la atención sobre la manifestación de cualidades contrastantes por parte de algunos miembros de la comunidad internacional.

El pasado miércoles, el Embajador de la República de Cuba, Gerardo Peñalver Portal, sostuvo una reunión en línea con los medios de prensa en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia e intercambió sobre las medidas adoptadas por ese país y la ayuda desinteresada brindada por los cubanos a otros estados. Quisiera recordar, que de muchos países del Caribe, incluidos los miembros de la Mancomunidad Británica de Naciones, sólo Cuba aceptó recibir (a 40 km de la capital) al crucero británico MS Braemar, del 18 al 19 de marzo, con cinco casos confirmados de COVID-19 a bordo, de ellos 52 personas con síntomas de la enfermedad. Como resultado de esta operación humanitaria, más de 1 000 pasajeros y miembros de la tripulación fueron enviados al Reino Unido.

Consciente de todos los riesgos para sus propios ciudadanos, La Habana respondió a la llamada de ayuda de Italia enviando 52 médicos a la región de Lombardía. Además, los médicos cubanos ya están salvando vidas en Venezuela, Granada, Nicaragua, El Salvador, San Vicente y Las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Surinam y Jamaica. Se están suministrando medicamentos que han demostrado ser efectivos, particularmente en China, incluido el Interferón Alfa 2-B producido en Cuba.

Sin embargo, no todos se distinguen por tales cualidades nobles y realizan similares actos dignos. La Isla de la Libertad ofrece una mano de ayuda, mostrando ejemplos impresionantes de humanismo, pero también hay quienes no se sienten cómodos con estos esfuerzos. La reacción de Washington no tardó en llegar. Desde ahí, ni más ni menos, advierten sobre ciertos "peligros" de la cooperación con Cuba en la lucha contra el coronavirus.

Quiero decirles que esto es parte de una guerra informativa. Todas estas fantasías e historias sobre el hecho de que existe alguna amenaza desde Rusia, algún tipo de política agresiva rusa – no son más que un mito. Ahora, con el ejemplo de la ayuda humanitaria que Rusia ha proporcionado a Italia, la ayuda humanitaria que Cuba y China brindan a varios países, vemos que es realmente una agresión informativa. Inmediatamente, citando algunas fuentes no confiables en varios medios de comunicación, comienzan a aparecer publicaciones de que esta ayuda es ineficaz, innecesaria, y no solicitada. ¿Qué hay detrás de esto? Política. Que, de hecho, sus objetivos no se han logrado o se han establecido otros completamente diferentes.

Me parece que tales hechos tienen una característica en común, dando a la vez todos los signos de propaganda - fuentes no confiables. Cuando hay una posición de principio, algún tipo de resistencia y rechazo a ciertos pasos, en particular en la dirección humanitaria, tiene sentido hablar de ellos sin mencionar su nombre. Pero, por el contrario, sería digno de respeto presentar una posición, describir claramente sus enfoques.

Han aparecido una gran cantidad de materiales respecto a varios países. Rusia no fue una excepción en cuanto al hecho de que la asistencia humanitaria que proporcionó fue supuestamente ineficaz, lo que me pareció dar lugar a una reacción de lástima, en particular, entre los italianos. Vi todas las declaraciones hechas por el Gobierno italiano, representantes de las regiones, ciudadanos comunes que realmente reaccionaron con aprensión a tales rellenos y manifestaciones de la guerra informativa.

Por supuesto, no enumeraré todas las acusaciones contra Cuba por parte de Washington debido al hecho de que Cuba suministra ayuda humanitaria, porque es indigno volver a expresar todo esto. Esto es humillante para los propios autores. Claramente, alguien se quedó con un desagradable trago amargo debido a la gratitud expresada por el Gobierno británico por salvar a las personas. Aunque es extraño para la humanidad del siglo XXI. Como si, por orden de la capital, los medios de comunicación centroamericanos decidieran por unanimidad ignorar el evento y, aún más, la ayuda que los cubanos brindan a sus vecinos.

Desafortunadamente, en cualquier situación hay sus propios héroes y antihéroes. Hoy los vemos. Parece que realmente estamos viviendo en un período que ha sido descrito en muchos largometrajes. En estos días recuerdo muy a menudo la frase: "salgan todos de las sombras".

Una vez más, hacemos un llamado a la reflexión y a la unidad de toda la humanidad ante la amenaza común que se avecina. Hacemos un llamado a la reflexión a aquellos que, en esta difícil situación mundial, intentan trabajar "en negativo", e intentan llevar a cabo una política de agresión y desestabilización.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play