Escúchenos en línea

Septiembre de 1978 y el surgimiento del Combatiente Popular

06 Septiembre 2020
Septiembre de 1978 y el surgimiento del Combatiente Popular

Por César Ovidio Largaespada Pallavicini, General en Retiro

La exitosa toma del Palacio Nacional el 22 de agosto de 1978 por el Comando Rigoberto López Pérez dejo noqueada a la Dictadura Somocista. La Dirección del FSLN insurreccional valoró la necesidad de pasar a dar golpes más contundentes.

El 28 de agosto se desarrolló en la ciudad de Matagalpa la llamada insurrección de los niños, que controlo por dos días esa ciudad. El 31 de agosto el Movimiento Pueblo Unido (constituido por más de veinte organizaciones populares) llamó al Paro Nacional, el Frente Amplio Opositor (en el que participaban cámaras gremiales y el MPU) se sumó al llamado.

Contando con aproximadamente 150 hombres con armas de guerra al interior del país la Dirección del FSLN llamó a la insurrección para el 7 de agosto; pero debido a distintos problemas de comunicación y logísticos la insurrección inició hasta el 9 de septiembre, desarrollándose la insurrección en ciudades del interior del país como Masaya, León, Chinandega, Estelí y algunas acciones menores en Managua.

Todas las tendencias del FSLN se sumaron a la insurrección con las fuerzas y medios que tenía disponibles orgánicamente, el éxito mayor fue que miles de ciudadanos, mayoritariamente jóvenes, que no eran en ese momento miembros orgánicos del FSLN se sumaron a la insurrección, asumiendo la lucha armada y la consigna de Patria Libre o Morir como propia.

Fue el triunfo de las tesis del FSLN, del Comandante Carlos Fonseca, de la estrategia de lucha armada como único camino para derrocar la Dictadura Somocista.

El nuevo actor en esta circunstancia fue el Combatiente Popular, compuesto mayoritariamente por jóvenes, miembros de organizaciones populares y estudiantiles (en las que se destacaba el movimiento estudiantil universitario, el Movimiento de Estudiantes de Secundaria, Asociación de Estudiantes de Secundaria, Federación de Movimientos Juveniles, Asociación de Trabajadores del Campo, Comités de Obreros Revolucionarios, Comités de Acción Popular, los embriones de los Comités de Defensa Civil; en resumen el pueblo organizado a lo largo de años de lucha); todos con poco o nulo adestramiento militar, armados mayoritariamente con armamento de cacería, con un claro reconocimiento al papel de vanguardia del FSLN.

En la insurrección de 1978 los combatientes populares tuvieron su bautizo de fuego, pagaron un alto precio, pero salieron fortalecidos moral, política y militarmente; un buen número de combatientes populares se sumó después de la insurrección de 1978 a las columnas regulares del FSLN, otros siguieron siendo combatientes de medio tiempo hasta la insurrección final.

Al triunfo en 1979 muchos combatientes populares pasaron a integrar el Ejército Popular Sandinista y la Policía Sandinista.

En reconocimiento de este hecho la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional (JGRN), a través del Decreto Ejecutivo 797 del 15 de julio de 1981, decreto el 9 de septiembre como el Día Nacional del Combatiente Popular (al final, publico el decreto íntegro).

¡Viva la heroica insurrección de septiembre de 1978!

¡Honor y Gloria a los miles de Combatientes Populares de la Insurrección de septiembre de 1978!

Día Nacional del Combatiente Popular

Decreto Ejecutivo N°. 797 de 15 de julio de 1981

Publicado en La Gaceta, Diario Oficial N°. 195 de 29 de agosto de 1981

La Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional de la República de Nicaragua,  en uso de sus facultades y con fundamento del Arto 18 del Decreto No. 388 del 2 de mayo de 1980,

Hace saber al pueblo nicaragüense:

ÚNICO:

Que aprueba la iniciativa presentada por el Consejo de Estado, que íntegra y literalmente dice:

Decreto Sobre el Combatiente Popular

"El Consejo de Estado de la República de Niacragua reunido en sesión Ordinaria No. 9 de carácter Solemne , dedicada a los Comandantes Julio Buitrago y José Benito Escobar, el día 15 de julio de mil novecientos ochenta y uno, "Año de la Defensa y la Producción"

Considerando:

I

Que durante las batallas finales de la lucha de liberación, millares de hijos del pueblo no organizados en el FSLN se incorporaron a la acción armada, rubricando con su propia vida y su sangre la confianza en su conducción política y su fe en la causa revolucionaria.

II

Que la decisión de combatir, el amor patriótico y la disposición al máximo sacrificio que caracterizan al combatiente sandinista fueron también atributos de esos millares de patriotas caídos por, nuestra liberación, gracias al esfuerzo decidido de los forjadores de la Vanguardia y a las tradiciones heroicas de nuestro pueblo.

III

Que es justo por parte de los máximos Organismos Estatales de conducción del proceso revolucionario, hacer un reconocimiento a nombre de todo nuestro pueblo y en especial de las madres, familiares y compañeros de lucha de los caídos anónimos, al heroísmo y al sacrificio de todos los que ofrendaron su vida por la patria sin esperar nada a cambio, "porque los héroes nunca dijeron que morían por la patria, si no que murieron", puesto que sin su participación decidida en la Guerra de Liberación no hubiera sido posible el Triunfo Revolucionario del 19 de julio de 1979.

Por Tanto:

En uso de sus facultades,

Decreta:

Artículo 1.- Declarar el día 9 de septiembre, fecha que en el año de 1978 se dieron los primeros levantamientos insurreccionales generalizados en todo el país, a partir de las acciones armadas del Frente Sandinista de Liberación Nacional, como el Día Nacional del Combatiente Popular, para que las generaciones venideras de Nicaragua Libre recuerden a quienes, con el más noble de los sacrificios contribuyeron a forjar la victoria.

Artículo 2.- Erigir en Managua, capital de la República de Nicaragua, el Monumento al Combatiente Popular en homenaje a esos héroes anónimos de nuestro pueblo.

Artículo 3.- Este Decreto entrará en vigencia desde la fecha de su publicación por cualquier medio de comunicación colectiva, sin perjuicio de su publicación posterior en "La Gaceta", Diario Oficial.

Dado en el Auditorio de la Normal de Estelí "Román Esteban Toledo", a los quince días del mes de julio de mil novecientos ochenta y uno. "Año de la Defensa y la Producción".

(f) Carlos Núñez Téllez, Presidente del Consejo de Estado, (Sello),
Rafael Solis Cerda, Secretario del Consejo de Estado, (Sello)".

Dado en la ciudad de Estelí, a los quince días del mes de julio de mil novecientos ochenta y uno. "Año de la Defensa y la Producción".

Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional

Sergio Ramírez Mercado
Daniel Ortega Saavedra
Rafael Córdoba Rivas.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play