Escúchenos en línea

Dice Alarcón que caso de Los Cinco desenmascara a Estados Unidos

La Habana. PL. | 11 de Octubre de 2011 a las 00:00
El caso de cinco cubanos apresados en Estados Unidos en 1998 no tiene otra explicación que la voluntad del gobierno norteamericano de amparar a los terroristas, expresó este martes aquí el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón. Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González cumplen condenas que llegan hasta doble cadena perpetua más 15 años de cárcel por informar sobre planes criminales de grupos anticubanos asentados en el estado norteamericano de la Florida. Luego de concluir su sentencia, el antiterrorista René González salió de prisión este viernes, pero deberá cumplir tres años de libertad supervisada en ese país, tras un fallo emitido el pasado 16 de septiembre por la jueza Joan Lenard, quien frustró su intención de volver a Cuba. Cuando la jueza le negó la petición a René González, le recordó que tenía, aparte de otras limitaciones y restricciones, una específica: no podía intentar otra vez nada contra los terroristas, señaló Alarcón. Eso significa reconocer que en Miami hay grupos terroristas anticubanos y que el juicio contra los Cinco fue hecho para protegerlos, indicó el diputado en la sede la Asamblea Nacional del Poder Popular de la isla. Indicó que todo el caso de los Cinco, como se les conoce internacionalmente, no tiene otra explicación que esa: la voluntad del gobierno norteamericano de amparar a los terroristas anticubanos y castigar a todo aquel que intentara algo contra ellos. Refirió que ya René lleva cuatro días fuera de la prisión y las autoridades están mirando qué hace, a dónde va, por dónde se mueve y aseguró que lo hacen no para protegerlo de los terroristas, sino para proteger a los terroristas de René. El argumento principal a favor de los Cinco es lo llamado en Derecho la defensa de necesidad, explicó, cuando uno viola o falta a una norma menor para tratar de salvar un bien mayor, esa acción está justificada. La jueza no dice que René hubiera cometido ningún crimen grande, su único delito fue ser un agente cubano y no haberse inscrito como tal, sostuvo Alarcón, eso era imperdonable para ella, incluso frente a los actos terroristas de otros. Nos está recordando ahora, a estas alturas, que el gobierno norteamericano sigue respaldando el terrorismo contra Cuba y esa es la mejor prueba de la inocencia de Gerardo, de Ramón, de Antonio y de Fernando, destacó. Recordó que esa cláusula de incapacitación está en las cinco sentencias y en el caso de René y de Antonio, por ser ciudadanos norteamericanos, no los pueden expulsar de Estados Unidos. Sin embargo, en el caso de los demás, la sentencia también precisa que el día que sean liberados de la prisión no salen para la calle, sino que seguirán bajo custodia policíaca hasta el momento en que los expulsen de Estados Unidos, señaló. Alarcón se preguntó que hará el presidente estadounidense, Barack Obama, y si aplicará la misma política de defensa del terrorismo. La salida para él es que se vaya René y se acabó el tema, dijo, hay que perseguirlo con esa demanda y esa exigencia: el regreso de René y la liberación de los otros cuatro.

Descarga la aplicación

en google play en google play