Escúchenos en línea

Presidenta argentina toma pausa por recomendación médica

Buenos Aires. Página/12. | 12 de Octubre de 2011 a las 00:00
La Presidenta iba a encabezar la puesta en marcha de dos impresoras en una imprenta de San Justo. Desde allí, por videoconferencia, participaría también de la inauguración de una pastelería en Tigre. Los médicos le aconsejaron cancelar su agenda y hacer reposo. Cristina Fernández de Kirchner debió suspender su actividad oficial para la jornada del martes por consejo médico ante un cuadro de hipotensión arterial, según informó ayer la Unidad Médica Presidencial a través de un escueto comunicado oficial. “En el día de la fecha, la Señora Presidenta de la Nación presentó un cuadro de hipotensión arterial, por lo que se le recomendó suspender toda su actividad de la jornada”, consigna el texto que dio a conocer el vocero Alfredo Scoccimarro. No es la primera vez que un episodio de estas características obliga a la jefa Estado a modificar la agenda. Según ella misma explicó públicamente, sufre una tendencia a la baja presión arterial que definió como “hipotensión crónica”. Lo que gatilla el malestar, muchas veces, es su intensa agenda, la sucesión de actos públicos y los numerosos viajes que debe afrontar, y que en época de campaña aumentan. “Parece que ninguno puede hacer campaña por mérito propio, todos quieren que ella esté en su provincia, en su municipio, todos se cuelgan de sus polleras”, se quejaban en su entorno. Allí señalan que el cansancio que aquejaba a la mandataria era ya notorio en las últimas semanas, aunque ella decidió no hacer cambios en la agenda y advierten que muchas veces concurre a lugares por pedido de socios y aliados políticos que esperan su presencia para sacar rédito. Incluso el fin de semana largo pasado, que Cristina Kirchner decidió pasar en Santa Cruz, cuentan que su pausa no fue total. “No descansó porque nunca termina de desenchufar el teléfono y la llaman en forma permanente”, señalaron sus allegados. La Presidenta pensaba encabezar ayer la puesta en marcha de dos nuevas impresoras que la imprenta Artes Gráficas Modernas compró por más de dos millones de euros, en la localidad de San Justo. Desde allí, por videoconferencia, participaría de la inauguración de una pastelería en el partido de Tigre. Ambas actividades fueron suspendidas por prevención. Hoy, si los médicos no deciden lo contrario, presidirá un acto de carácter similar en Tortuguitas y mañana uno en Florencio Varela. Al tratarse de actividades de índole privada, no son alcanzadas por la prohibición que establece la veda para anuncios de gobierno quince días antes de las elecciones. El 25 de enero de este año, un día de intenso calor, Cristina Kirchner se descompensó en su despacho de la Casa de Gobierno y tuvo que retirarse hacia la residencia de Olivos por un cuadro que los médicos presidenciales describieron como “de deshidratación e hipotensión”. Tres meses después, en abril, tuvo que suspender una visita oficial a México por la misma causa, mientras que en mayo otro viaje presidencial a Paraguay fue levantado, presumiblemente por la misma razón, aunque en ese caso no se dio información oficial. Un mes más tarde, los médicos volvieron a sugerirle que no viajara a ese mismo país, aunque en aquella ocasión la causa fue un fuerte golpe en la cabeza que había sufrido la mandataria al tropezar con un escalón tras un acto por la inauguración de obras en la Fundación Leloir. Antes, en 2010 y en 2009, ya había tenido cuadros de lipotimia que interfirieron con su agenda. En enero del 2009 pasó casi una semana de reposo y sin actividad por esta causa: fue en aquella oportunidad que la propia Presidenta explicó que sus problemas se deben a que sufre de “hipotensión crónica”, un cuadro que ayer volvió a obligarla a parar.

Descarga la aplicación

en google play en google play