Escúchenos en línea

Tribunal Supremo de Venezuela declara inejecutable decisión de la CIDH

Caracas. TeleSUR. | 17 de Octubre de 2011 a las 00:00
El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano sentenció este lunes que es "inejecutable" el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH"), emitida el pasado 1 de septiembre del corriente año en referencia al ex alcalde opositor Leopoldo López. La sentencia reza "Inejecutable el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de fecha 1 de septiembre de 2011, en el que se condenó al Estado Venezolano, a través “de los órganos competentes, y particularmente del Consejo Nacional Electoral (CNE),” a asegurar “que las sanciones de inhabilitación no constituyan impedimento para la postulación del señor López Mendoza en el evento de que desee inscribirse como candidato en procesos electorales”; anuló las Resoluciones del 24 de agosto de 2005 y 26 de septiembre de 2005, dictadas por el Contralor General de la República, por las que inhabilitaron al referido ciudadano al ejercicio de funciones públicas por el período de 3 y 6 años, respectivamente; y se condenó a la República Bolivariana de Venezuela al pago de costas y a las adecuación del artículo 105 de la Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y el Sistema Nacional de Control Fiscal". Agrega el texto legal que "la Sala declara que el ciudadano Leopoldo López Mendoza goza de los derechos políticos consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, por tratarse solo de una inhabilitación administrativa y no política". El ex alcalde de Chacao, estado Miranda (norte), actualmente está sancionado administrativamente por casos de corrupción. La medida adoptada por el Estado venezolano contra López obedeció a que éste recibió donaciones del extranjero y de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) para la entonces Fundación Primero Justicia, que luego se convirtió en un partido político de derecha. Todo ello ocurrió mientras el dirigente oposito era trabajador de la empresa de crudo, junto con su madre, quien ocupaba el cargo de gerente de asuntos públicos. En el juicio de la CIDH Leopoldo López admitió haber participado en estas operaciones. En consecuencia de lo anterior, la Contraloría General de la República decidió la inhabilitación del opositor, bajo lo establecido en el artículo 15 de la ley Orgánica de la Contraloría General de Venezuela. El texto legal señala que “corresponderá al Contralor General de la República de manera exclusiva y excluyente, sin que medie ningún otro procedimiento, la suspensión del ejercicio del cargo (...) e imponer, atendiendo la gravedad de la irregularidad cometida, su inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas hasta por un máximo de quince (15) años". Además, el dirigente opositor también se le conoce por permitir y alentar el asalto a la embajada de Cuba durante el golpe de Estado contra el presidente de la nación, Hugo Chávez, en abril de 2002,

Descarga la aplicación

en google play en google play