Escúchenos en línea

Acusan a SIP de «linchamiento mediático» en Ecuador

Washington. Andes. | 24 de Octubre de 2011 a las 00:00
Una representación de funcionarios del Estado ecuatoriano se encuentra en la capital estadounidense para exponer su posición respecto a la relación con la prensa y para defenderse de las quejas de algunos sectores por la supuesta amenaza a la libertad de expresión. Este lunes, la ministra de Justicia, Johanna Pesántez; el canciller Ricardo Patiño; el presidente de la Corte Constitucional, Patricio Pazmiño; el asambleísta Mauro Andino (presidente de la comisión de Justicia y Estructura del Estado de la Asamblea Legislativa); y el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, ofrecieron una conferencia a los alumnos de post grado de la Johns Hopkins University. Los delegados del Estado ecuatoriano participarán el martes por la tarde en una audiencia temática en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de la Organización de Estados Americanos (OEA). Fernando Alvarado dijo que el mensaje central es que Ecuador está siendo víctima de un linchamiento mediático orquestado por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y por la Aedep (Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos), “por carteles y sindicatos que están defendiendo intereses puramente económicos sin importarles afectar el honor de los ciudadanos de todo un país”. Durante el encuentro con los estudiantes, Alvarado explicó que existe “ruido” de parte de pequeños grupos opositores que defienden intereses corporativos. “Todo el problema que tenemos de aparente oposición es la opinión publicada de unos cuantos, grandes corporaciones mediáticas, oligopólicas, que en su momento tuvieron grandes contratos con el Estado”. Agregó que estas corporaciones a través de su pode mediático incluso influían en los gobiernos de turno. “Hubieron casos incluso de pérdidas y estafa al Estado que quedaron en la impunidad porque tenían el poder de dejarlo todo quieto. Nadie se metía con ellos”, reseñó. El funcionario sostuvo que los cambios impulsados por Correa, que quitó el manejo arbitrario de las petroleras, la perdida de negocios de transnacionales y de accionistas locales, es lo que ha hecho que el Gobierno tenga una fuerte oposición acompañada y respaldada de poderes mediáticos. Patricio Pazmiño señaló que el país estuvo acostumbrado a un manejo clientelar y corporativo de la sociedad, donde no era la ley lo que regía sino grupos de interés. “Grupos de intereses que tenían un Congreso que preparaba leyes que permitía que en todos los órganos de control estén los controlados. Por ejemplo, en el área de comunicación quienes hacían control, quienes distribuían las frecuencias de las radios y televisión, eran los dueños de los medios”. Por su parte, Mauro Andino destacó que en la Asamblea Legislativa se debate un proyecto de ley de Comunicación que garantiza la libertad de expresión y pensamiento, rechaza la censura previa, pero establece criterios de responsabilidad ulterior. En este sentido, lamentó que en el Ecuador se confunda la opinión con la información. “Han considerado que opinión significa injuriar, difamar, o atentar en contra de la dignidad de una persona. A pretexto de opinar se ha pretendido vulnerar un derecho fundamental que tenemos los seres humanos: a la fama, la reputación, la dignidad”, expuso. Andino informó que el proyecto de Código Penal, en el artículo 91, se señala que la autoridad que pretenda limitar la libertad de expresión podrá ser procesada penalmente y sujeto a una pena de cinco años.

Descarga la aplicación

en google play en google play