Escúchenos en línea

Dilma Rousseff aceptó renuncia ministro de Deporte

Brasilia. PL. | 26 de Octubre de 2011 a las 00:00
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aceptó este miércoles la renuncia del ministro de Deporte, Orlando Silva, quien reafirmó la inexistencia de pruebas que lo incriminen en un supuesto desvió de dinero público. En declaraciones a la prensa tras una hora de reunión con la mandataria brasileña, Silva reveló que "examinamos esa crisis creada en los últimos días, los ataques que sufrí". Reafirmé a la presidenta que no hay, no hubo y no habrá prueba que pueda comprometer mi honra, señaló el ahora exministro, quien concurrió a conversar con los periodistas junto al presidente del Partido Comunista de Brasil (PCdoB), Renato Rabelo. Silva milita en esa agrupación política. Aseguró que fue él quien tomó la iniciativa y pidió a Rousseff su separación del gobierno para -dijo- "defender mi honra, el trabajo en el Ministerio de Deporte y defender mi partido". Salgo con el sentimiento del deber cumplido, subrayó y agregó que la injusticia radica en que las calumnias ganaron aire de veracidad. Por su parte, Rabelo aseguró que el PCdoB mantiene "una relación de gran intimidad y de gran identidad" con el gobierno de la presidenta Rousseff. Recordó que su fuerza política contribuyó a la victoria del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en 2002, en su reelección en 2006 y en 2010 en la elección de Rousseff. Aseveró que corresponde a la mandataria la decisión sobre el sustituto de Silva y apuntó que él solo puede adelantar que Rousseff resolverá eso pronto. Los señalamientos de la presunta participación de Silva en un supuesto desvío de dinero del Ministerio de Deporte parten del policía militar Joao Dias, quien, sin embargo, este lunes reconoció que no tiene prueba alguna que incrimine al ahora exministro en esos hechos. Dias fue apresado en 2010 en la Operación Shaolín, de la Policía Civil, para investigar supuestos fraudes en el programa Segundo Tiempo, una iniciativa federal destinada a promover la práctica deportiva entre menores y adolescentes brasileños de bajos recursos. Silva sostiene que las acusaciones de Dias parten precisamente de que fue él quien pidió la investigación que condujo al arresto del policía militar, a quien además el Ministerio de Deporte exige la devolución de unos tres millones de reales, cerca de un millón 800 mil dólares, defraudados del plan Segundo Tiempo. En cuanto al posible sustituto de Silva, el ministro de la secretaria general de la presidencia, Gilberto Carvalho, anunció que la tendencia es que la cartera de Deporte quede en poder del PCdoB y que el nuevo titular puede ser interino. Silva se convirtió así en el sexto ministro que deja el gabinete brasileño en los casi 10 meses de mandato de la presidenta Rousseff.

Descarga la aplicación

en google play en google play