Escúchenos en línea

Reanudan marcha indígenas bolivianos

La Paz. Agencia PL. | 27 de Enero de 2012 a las 00:00

La marcha del Consejo Indígena del Sur (Conisur), que reclama anular la ley del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), reanudará este viernes su travesía con destino a esta ciudad.

Los ahora cinco mil marchistas indígenas, entre ellos centenares de niños, serán recibidos este viernes por organizaciones sociales de El Alto y La Paz, según declaró el cacique Gumercindo Pradel a la prensa local.

El próximo lunes la caminata de originarios del Tipnis descenderá a la ciudad de La Paz, la meta del recorrido desde que inició la demanda en la localidad de Isinuta, departamento de Cochabamba, de donde partió la marcha el 17 de diciembre para demandar al Ejecutivo anule la denominada Ley Corta del Tipnis.

Esa norma se aprobó a fines de octubre pasado, cuando otra marcha, dirigida por la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), convenció al presidente Evo Morales de prohibir construir caminos en ese territorio y declararlo intangible.

Con la puesta en vigor de la Ley Corta, las comunidades originarias vieron tronchada una vía que resolvería la comunicación con otras regiones.

Los indígenas piden al gobierno continuar el segundo tramo de una vía interdepartamental a través de ese bosque, y también demandan la aplicación de un plan integral de desarrollo en esa reserva natural donde habitan.

La ruta entre Villa Tunari (Cochabamba) y San Ignacio de Moxos (Beni), a través del Tipnis, facilitaría el acceso a servicios de Salud, Educación, y el comercio. Este fin de semana, los indígenas de la marcha descansarán en El Alto y el lunes, a primera hora, reanudarán la movilización hasta la Plaza Murillo de La Paz, donde se concentrarán para pedir atención a sus demandas.

La persistente lluvia, el cansancio y la oscuridad obligaron a los marchistas a descansar en Achica Arriba.

Mientras, la gobernación de La Paz inició una campaña solidaria para recolectar ayuda humanitaria, porque, según el gobernador César Cocarico, la población y las organizaciones no les prestan la misma atención que a la anterior marcha de Cidob.

Cocarico explicó que la decisión de iniciar una cruzada de ayuda a los marchistas y sus familiares, entre ellos niños y mujeres, se debe a la indiferencia en comparación con la ayuda que recibieron los nativos de tierras bajas en 2011.

Por el momento, anunció la donación de dos mil frazadas e igual cantidad de ponchos, del Fondo de la Organización de las Naciones Unidas para La Infancia (Unicef).

El dirigente quiere que los paceños sean hospitalarios como siempre y aseguró que el centenar de niños que acompaña la marcha será alojado en un albergue. Por su parte, la presidenta de la Asamblea de Derechos Humanos de La Paz, Teresa Subieta, pidió respeto a los marchistas ante denuncias de presuntos aprestos alentados por el opositor Movimiento Sin Miedo, del exalcalde Juan Del Granado.

Subieta explicó que la demanda de los marchistas no difiere de la movilización de 2011, puesto que piden respeto a derechos como educación, salud y vivienda, y eso pasa por un desarrollo humano sostenible dentro del Tipnis.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play