Escúchenos en línea

Encuentran en Chile más pruebas de la Caravana de la Muerte

Santiago de Chile. Agencias. | 2 de Agosto de 2013 a las 15:01

Algunos trozos de los rieles donde eran atados presos políticos ejecutados y lanzados al mar durante la dictadura de Augusto Pinochet fueron hallados en las costas de Caldera, al norte de Santiago (capital), luego de la confesión de un militar represor que antes de morir reveló el lugar exacto donde fueron arrojados los cuerpos.

Según información de fuentes judiciales, se han encontrado "menos de cinco" trozos de metal, los cuales se encuentran en el Laboratorio de Criminalística de la Policía de Investigaciones, donde serán analizados.

En la actualidad, la búsqueda continúa en el área del hallazgo ya que existe la posibilidad de que haya más piezas similares, dijeron las fuentes.

Algunos expertos señalaron que, a menos que el militar fallecido haya confesado los nombres de los ejecutados, resultaría "imposible" intentar aproximarse a la identidad de quienes fueron lanzados al mar.

Tras este hallazgo, varios defensores de los derechos humanos desaprobaron que los detalles de la investigación se mantengan en secreto. Consideran un derecho importante ahora que están por cumplirse el 40 aniversario del golpe militar de Pinochet.

Este descubrimiento es la segunda revelación en la investigación de acciones represivas. El primero ocurrió en 2004, cerca de Valparaíso (centro), donde se encontraron cuatro piezas metálicas.

Días después del golpe militar de Chile, el 11 de septiembre de 1973, Pinochet subrayó que no tendría piedad "con los extremistas", e inmediatamente formó una comitiva que tendría la misión de agilizar y revisar los procesos de los detenidos.

Los militares recorrieron el país en la llamada Caravana de la Muerte ejecutando a prisioneros políticos con especial brutalidad. Los pedazos de vía de ferrocarril eran usados para hundir los cadáveres que los represores tiraban al mar.

Según declaraciones judiciales de suboficiales y mecánicos del Comando de Aviación del Ejército, entre 1973 y 1977 al menos 500 cuerpos fueron arrojados al mar desde helicópteros.

El régimen chileno de Augusto Pinochet todavía está plagado de secretos. En abril de este año WikiLeaks publicó un documento que revelaba que el Vaticano defendió la dictadura chilena negando las represiones, que tachó de "propaganda comunista".


Descarga la aplicación

en google play en google play