Escúchenos en línea

Escalada de violencia en México

Ciudad de México. Agencia EFE. | 17 de Agosto de 2013 a las 15:57

Al menos 17 personas fueron asesinadas en las últimas horas en dos estados de México, y 8 más encontradas en una fosa clandestina varios días después de su muerte en tres casos de violencia tras los que se presume que podrían estar grupos de la delincuencia organizada.

Los crímenes, ocurridos en Michoacán y Guerrero, suceden en dos estados donde en los últimos meses han proliferado grupos de autodefensa, como se conoce a las guardias comunitarias que han formado los pobladores para, en la mayoría de los casos, protegerse de grupos criminales que hostigan a las poblaciones.

En el municipio de Tepalcatepec, en el occidental estado de Michoacán, la madrugada de este sábado fueron halladas nueve personas sin vida que presentaban disparos y estaban maniatadas, informaron versiones periodísticas.

La Procuraduría General de Justicia del Michoacán (PGJM, fiscalía) confirmó a Efe que había localizado a nueve muertos tirados en una finca localizada entre las comunidades de Punta del Agua y División del Norte, próxima al municipio de Buenavista Tomatlán.

Medios locales informaron que en el lugar fue encontrado un mensaje que apunta a que las muertes podrían tener que ver con rivalidades entre miembros del cártel Jalisco Nueva Generación y con el de Los Caballeros Templarios.

En los municipios de Tepalcatepec y Buenavista Tomatlán existen grupos de autodefensa, surgidos en las comunidades para hacer frente con sus propios medios a los criminales, que a menudo les han atacado y extorsionado.

En Michoacán, para tratar de controlar esa violencia, el Ejército y la Marina fueron desplegados en mayo para tratar de que las autoridades recuperen el control del territorio y que regrese la paz a la zona.

Ayer, líderes de varios grupos de autodefensa de Michoacán mantuvieron una reunión y exigieron la liberación de 96 detenidos desde abril pasado, entre los que hay 46 capturados esta semana en la población de Aquila, en el suroeste del estado.

Por otra parte, en la comunidad de San Francisco en el estado de Guerrero, ocho cadáveres más fueron hallados anoche en el interior de una camioneta abandonada en un camino rural del municipio de San Miguel Totolapan, que se localiza en la región de Tierra Caliente.

"En la zona se encontraron, armas, cargadores, fornituras y cartuchos percutidos", informó la Fiscalía de Guerrero, que presume que los homicidios pudieron ser consecuencia de "un enfrentamiento entre grupos antagónicos que se toparon en el poblado" en una región donde hay una importante presencia criminal de las organizaciones criminales de La Familia Michoacana y Los Caballeros Templarios.

También en Guerrero, "una llamada anónima" permitió encontrar ayer en una zona próxima a la población de Taxco ocho cadáveres que llevaban "varios días" abandonados en una fosa clandestina, explicó a Efe una fuente de la Procuraduría General de Justicia de Guerrero.

De momento se desconoce quiénes pueden ser las personas encontradas en estos dos incidentes.

En las últimas semanas, el recrudecimiento de la violencia ha motivado el desplazamiento de cientos de familias que habitaban en zonas serranas, que han abandonado sus hogares y partido a zonas más seguras.

Estos desplazamientos han ocurrido desde la comunidad de El Cubo, Arcelia, hacia San Miguel Totolapan, y del Ajuchitán, hacia las poblaciones de Tecpan de Galeana y Acapulco, donde hoy hay prevista una marcha contra la inseguridad.

Todas estas comunidades están en la región conocida como Tierra Caliente, donde hay presencia de los grupos criminales de Los Caballeros Templarios, La Familia y del grupo Guerreros Unidos.

En Guerrero hay un despliegue de las Fuerzas Armadas en varios puntos del estado, especialmente en torno a Chilpancingo y al puerto de Acapulco, la localidad más turística del país, así como en zonas donde hay grupos de la policía comunitaria en Ayutla, Olinalá, Huamuxtitlán, y Tixtla.


Descarga la aplicación

en google play en google play