Escúchenos en línea

Sigue descendiendo presidente peruano, según nueva encuesta

Lima. PL. | 25 de Agosto de 2013 a las 15:31

La aprobación ciudadana del presidente peruano, Ollanta Humala, sigue descendiendo, según una nueva encuesta de la empresa GfK, mientras un analista advierte que, en ese marco, la derecha apostaría por un adelanto electoral.

El aval a la administración de Humala cayó de 32 por ciento en julio a 26 por ciento este mes, continuando una declinación iniciada en abril pasado en todos los sondeos, aunque el mandatario y su gobierno han insistido en que no se dejan llevar por esos indicadores.

La cifra es bastante menor que la aprobación que registran los potenciales candidatos presidenciales conservadores Luis Castañeda (38 por ciento) Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski (ambos con 37 por ciento) y Lourdes Flores (32).

Humala tiene un aval ciudadano que solo supera al exgobernante Alan García (25) y al también exmandatario y su aliado, Alejandro Toledo (18).

El gerente de GfK plantea la posibilidad de que el descenso del jefe de Estado se deba a que la ciudadanía habría perdido la esperanza de que el gobierno atienda sus expectativas.

Político y medios de prensa conservadores atribuyen la caída a una supuesta desconfianza económico ante la cual el gobierno debe dar más medidas a favor de los intereses privados para favorecer la inversión.

Sin embargo, la mayoría de las encuestas consigna como principales motivos de la desaprobación creciente al gobernante, el incumplimiento de sus promesas, la falta de efectividad en la lucha contra la alarmante delincuencia y las alzas de precios, no la falta de garantías a los empresarios.

La ministra de la Mujer, Ana Jara, dijo que, ante el declive del mandatario en los sondeos, el gobierno seguirá fortaleciendo la confianza ciudadana con gestos que hagan patente el respeto a los derechos ciudadanos, la estabilidad económica y la independencia de los poderes del Estado.

Consideró que la caída se debe a lo que llamó reformas del Estado aplicadas por el gobierno en sectores como el magisterio, la salud y la administración pública, que generan resistencias en gran número de empleados públicos y cuyos beneficios se sentirán en el largo plazo.

A modo de autocrítica, Jara consideró que el gobierno cometió el error de confrontar con otras fuerzas políticas en lugar de hacer una administración de ancha base y tomar las mejores experiencias de gestiones anteriores, así como prescindir de adjetivos y vehemencia hacia los opositores.

El analista Gustavo Espinoza, por su parte, señaló que los sectores neoliberales desarrollan una estrategia golpista para arrinconar, humillar y derrotar -con constantes campañas de desgaste y gran apoyo mediático- a quien los venciera en 2011.

En declaraciones a Prensa Latina, Espinoza dijo que buscan "desprestigiarlo al máximo, debilitarlo al extremo y colocarlo en una clara situación de derrota para luego simplemente echarlo del Poder de cualquier modo".

En forma similar a lo ocurrido en Honduras y Paraguay, obligarán a un Congreso desprestigiado -una reciente encuesta lo señaló como la institución más corrupta- a adelantar las elecciones y obligar a la población a optar entre García y Fujimori, claramente neoliberales, añadió.


Descarga la aplicación

en google play en google play