Escúchenos en línea

Campesinos piden al Gobierno colombiano apresurar el diálogo

Bogotá. Agencias. | 28 de Agosto de 2013 a las 10:05

La Asociación Campesina del Catatumbo señaló este miércoles que el diálogo con el Gobierno colombiano avanza de una manera muy tardía, por lo que pidieron crear mecanismos para darle mayor celeridad a las negociaciones en esa localidad del departamento de Norte de Santander (norte).

Desde hace tres semanas, ambas partes instalaron una mesa de negociación para buscar una solución a la crisis que viven los agricultores, cuyas protestas ininterrumpidas por más de 54 días pusieron en jaque al Ejecutivo de Juan Manuel Santos.

De acuerdo a un vocero de la organización, Juan Carlos Quintero, no se ha llegado todavía a ningún consenso. "En el momento en que existan acuerdos que beneficien a la comunidad y se atiendan nuestras demandas, podremos confiar en plenitud en el Estado", sostuvo.

"Tras la tensión generada por el incumplimiento por parte del Gobierno al no suspender la erradicación forzada de los cultivos de coca, trabajamos ahora en este tema, aún sin solución", explicó.

En ese sentido, denunció que "desafortunadamente, se suspendieron las erradicaciones en el municipio de Tibú pero nos reportan que en el municipio de Sardinata persiste el problema".

"Nosotros saludamos como un buen gesto la suspensión del cronograma de erradicación, esperamos que se mantenga y que se solucione también en Sardinata", agregó.

Los labriegos han planteado la necesidad de poner en práctica un plan para la sustitución gradual de la coca. "Única alternativa que nos ha quedado para poder sustentar a nuestras familias ante el abandono total y miserable del Estado", subrayaron.

Además, Quintero detalló que en la mesa se debatirá este miércoles sobre los cultivos ilícitos y el proyecto piloto impulsado por el jefe de Estado para hacer de esa zona del Norte de Santander un laboratorio de paz.

"El Gobierno hizo toda una exposición. Nosotros estamos planteando que se propongan unos lineamientos de cómo sería ese proyecto y cómo el campesinado ve al Catatumbo como un territorio de paz", explicó.

Por otro lado, el líder agrario saludó el Paro Nacional extendido en el país suramericano desde el 19 de agosto. "Apoyamos y alentamos a todos los campesinos para que sigan saliendo a las calles a reclamar sus derechos", manifestó.

Ante la situación, resaltó que los campesinos del Catatumbo "estarán muy pendientes de lo que suceda en la mesa, para que no tengamos que volver a salir a protestar. Esperamos que el Gobierno tenga toda la voluntad de resolver el problema de la región", concluyó.

Desde el pasado 11 de junio, al menos 15 mil campesinos le exigen al Estado el establecimiento de una zona de reserva campesina y otras reivindicaciones.

Las reservas campesinas son una figura legal creada en 1994 que concede ciertos niveles de autonomía para preservar en algunos territorios la pequeña propiedad de la tierra. Esa forma de organización parte de la agenda que adelantan en La Habana el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia para poner fin al conflicto armado en ese país suramericano.

Este tipo de estallidos sociales manifiestan la grave crisis social que atraviesa Colombia y las fuertes políticas represivas del Gobierno de Juan Manuel Santos, que en lugar de sentarse a la mesa de negociaciones, estigmatiza a los manifestantes relacionándolos con grupos armados.

La movilización en el Catatumbo, que comenzó de manera pacífica, ha dejado un saldo de cuatro agricultores muertos y más de 50 heridos.


Descarga la aplicación

en google play en google play