Escúchenos en línea

Bolivia reformará sistema carcelario

La Paz. Télam | 2 de Septiembre de 2013 a las 19:53

El presidente boliviano, Evo Morales, anunció el lunes nuevos sistemas de seguridad en las cárceles del país para terminar con la ausencia del Estado en esta materia, tras la muerte de 35 reclusos hace dos semanas en el penal de Palmasola, en Santa Cruz de la Sierra.

El mandatario informó, antes de viajar a Europa, que se instalarán escáners de metales y se bloqueará el servicio de telefonía móvil en varias cárceles bolivianas para evitar el ingreso de armas y el uso de celulares en las cárceles.

"Hacen negocio desde las cárceles sin ningún problema. Con celular en mano siguen los operativos en el narcotráfico", dijo el mandatario.

Morales aseguró que "no hay presencia del Estado en las cárceles", por lo que planteó reformas judiciales a favor de un 84 por ciento de los presos que no tiene sentencia condenatoria.

"En nuestras cárceles no hay Dios ni ley, donde dominan los reos con mayor poder económico o portan armas", agregó.

Según el gobernante, al margen de los problemas de hacinamiento e infraestructura, "el tema estructural está en la Justicia boliviana", por lo que consideró que si ese asunto no se resuelve, no servirá de nada construir penales más grandes.

El presidente planteó la aplicación del indulto y la amnistía para los presos sin sentencia o detenidos sin prueba. Pero aclaró que se mantendrá el presidio para los casos de corrupción, asesinato, violación sexual y narcotráfico.

"Al cumplirse los seis meses de la etapa preparatoria, los jueces deberán proceder a la cesación de la detención preventiva y aplicar medidas sustitutivas tomando en cuenta las peculiaridades de cada caso concreto", dijo.

Una pelea de presos el 23 de agosto pasado en la cárcel de Palmasola, de Santa Cruz de la Sierra, provocó la muerte de 35 personas, la mayoría calcinadas.

Los líderes del pabellón A planificaron la muerte de sus compañeros del pabellón B para tener control absoluto del cobro de un llamado "seguro de vida" a los nuevos presos.

"Por el seguro de vida se cobra desde 210 hasta 3.000 dólares, dinero que es repartido por los líderes de los pabellos y policías corruptos", destacó el director nacional del Régimen Penitenciario, Ramiro Llanos.

La mayoría de las cárceles funciona con un régimen abierto, sin celdas propiamente dichas, sino con viviendas que muchas veces son construidas por los mismos reos y alquiladas o vendidas a otros presos, lo que motiva desigualdades entre los internos. 


Descarga la aplicación

en google play en google play