Escúchenos en línea

Otro desplante español a Evo Morales

Madrid. ABI/Russia Today | 3 de Septiembre de 2013 a las 12:57

El Gobierno español y el boliviano se han desmarcado en la calificación del actual viaje a Madrid del presidente de Bolivia, Evo Morales.

El equipo del jefe de gobierno español Mariano Rajoy, la catalogó como una "visita de cortesía", mientras que las autoridades del país latinoamericano le atribuyen la importancia de un "encuentro de trabajo".

Además, el presidente del Gobierno de España se ha negado a convocar una rueda de prensa conjunta de los dos líderes al término de la reunión oficial, tal y como se hace tradicionalmente. Darla "no tiene sentido", ya que la reunión "acabará tarde", explicaron en La Moncloa.

Como consecuencia de esas divergencias, la Embajada de Bolivia en Madrid ha tenido que organizar en un hotel la rueda de prensa unilateral posterior a la primera cita hispano-boliviana tras el incidente ocurrido con el avión presidencial de Morales en julio pasado.

Medios locales como El Diario en España han asegurado que la actuación de Rajoy de suspender la rueda de prensa bilateral, tiene que ver con un salto al protocolo para dar explicaciones a la prensa sobre el caso del ex tesorero Luis Bárcenas, en el que se demostró la supuesta financiación ilegal del Partido Popular, realizada en los últimos 20 años.

En la conferencia, Morales dio por superado este martes el conflicto diplomático que tenía con España y otros países de Europa que en julio pasado le prohibieron sobrevolar sus territorios tras la sospecha que entre su comitiva presidencial estaba el exanalista de la Agencia Central de Información (CIA; por su sigla en inglés), Edward Snowden.

"No guardo rencor ni resentimiento. Los pueblos indígenas no somos vengativos", dijo Morales en rueda de prensa en Madrid, tras entrevistarse con el rey Juan Carlos y Rajoy.

El mandatario boliviano reiteró que su Gobierno no "echó la culpa a Europa", sino que la situación del secuestro del avión presidencial se produjo por agentes externos, aunque descartó hacer acusaciones directas contra un país en específico.

Aunque ya los ministerios de Exteriores de España y Bolivia habían establecido el camino a la normalización de relaciones, la reunión de este martes con Mariano Rajoy ha terminado de conseguirlo.

"A partir de esta reunión hay mucha confianza con Rajoy" quien, añadió Morales, le dijo que para España, Bolivia es una prioridad en materia de cooperación.

En el Palacio de la Moncloa situada en el noroeste de Madrid (capital española), el equipo de Gobierno catalogó la llegada de Morales como una "visita de cortesía", mientras que las autoridades del país latinoamericano desmintieron este adjetivo asegurando que solo se trató de un "encuentro de trabajo".

En el mes de julio, varios países europeos impidieron dejar volar el avión presidencial del mandatario latinoamericano ante las sospechas infundadas de que en el interior se encontrara Edward Snowden, el extécnico de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en ingles), quien dio a conocer el programa masivo de espionaje que llevó a cabo Estados Unidos.

El Gobierno de Rajoy intentó inspeccionar el avión de Morales cuando tuvo que aterrizar de inmediato en Viena (capital austriaca), lo que supuso una crisis diplomática entre estas naciones, aunque posteriormente España envió disculpas por la actuación.

España es el primero de cuatro destinos de Morales, que tendrá una gira de trabajo que realizará por el continente europeo y que incluye también visitas a Bielorrusia, Italia y la Ciudad del Vaticano, así como encuentros con los respectivos presidentes de cada país y con el papa Francisco.

Por otra parte, la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, informó el martes que la gira del presidente Morales por distintos países de Europa busca consolidar la cooperación económica y comercial, el retorno de migrantes a Bolivia y analizar la relación del Gobierno con el Vaticano.

"Mañana (miércoles) está en Bielorrusia para reunirse con el Presidente Alexander Lukashenko y hablar sobre cooperación comercial y económica, ver la posibilidad de la supresión de visas en pasaportes diplomáticos y de funcionarios entre los dos países, también está yendo el Ministro de Defensa (Rubén Saavedra) para ver la posibilidad de analizar cooperación en seguridad con radares y otro tipo de equipamiento que podría Bolivia requerir de parte de esta República", señaló en conferencia de prensa.

Asimismo, sostuvo que la agenda del Presidente prevé varios encuentros con intelectuales y representantes de universidades tanto de España como de Bielorrusa

Apuntó que el jueves, el Jefe de Estado viajará a Italia para sostener un encuentro con dirigentes de partidos políticos, líderes sindicales, diputados y otras personalidades de las esferas política, económica y cultural de Italia.

Precisó que tras ese encuentro, el Presidente boliviano se reunirá con su homologo de Italia Giorgio Napolitano y luego se prevé un almuerzo privado con representantes de varias instituciones del Gobierno italiano.

Además se dirigirá a la ciudad italiana de Bérgamo para reunirse con autoridades de la región y sostener un encuentro con la comunidad boliviana para analizar la posibilidad de poner en marcha un plan retorno para los migrantes en Europa, que atraviesan una crisis económica debido a la situación en Europa.

"El viernes está prevista la reunión con el Papa Francisco eso será en el Vaticano, esa es una reunión que tiene como objetivo analizar las relaciones entre los dos estados entre el Vaticano y el Estado Plurinacional de Bolivia y tener un encuentro cordial como el que ya tuvieron con el presidente Evo Morales y el Papa Francisco", afirmó.

La Ministra de Comunicación indicó que el Presidente retornará al país el sábado para sumarse a la jornada convocada mundialmente por el Papa Francisco contra la intervención militar de Estados Unidos en Siria.


Descarga la aplicación

en google play en google play