Escúchenos en línea

Embajador boliviano elogia a ex canciller brasileño Patriota

Brasilia. ABI. | 3 de Septiembre de 2013 a las 13:04

El embajador de Bolivia en Brasil, Jerjes Justiniano, destacó el gesto del ex canciller brasileño Antonio Patriota que renunció a su cargo, la semana pasada, para salvar la relación de Bolivia y Brasil, agitada por la huida del senador boliviano Róger Pinto de La Paz con la ayuda de funcionarios de Itamaraty en esa ciudad andina.

"El señor Patriota hizo un sacrificio personal por mantener las relaciones bilaterales entre Brasil y Bolivia para que no se deterioren; hizo un sacrificio extraordinario para impedir que las relaciones se deterioren. Antes que pudieran entrar en fricción las relaciones él escogió el camino del sacrificio", afirmó el diplomático en declaraciones a la ABI en su despacho de la Embajada boliviana en la ciudad de Brasilia.

La presidente de Brasil, Dilma Rousseff, aceptó la renuncia de Patriota apenas conocida la huida de Pinto de Bolivia, hace 10 días.

Pinto, que esgrimió "persecución política" por el gobierno del presidente Evo Morales, se refugió en la Embajada de Brasil en La Paz, en mayo de 2012 y hace 10 días, ayudado por funcionarios diplomáticos brasileños, montó un coche oficial de Itamaraty y recorrió, incluso con una suerte de escolta brasileña, 1.500 km hasta alcanzar un punto de la frontera con Brasil desde donde viajó en avión privado a Brasilia.

Justiniano dijo haber conversado con Patriota el mismo día de su dimisión en Itamaraty, apenas desatado el escándalo y en medio de denuncias de que funcionarios de mando medio rompieron la cadena de mando en la cancillería brasileña.

"En el momento en que me despedía le manifesté que lamentaba mucho por lo ocurrido y que sea Bolivia que hubiese sido el protagonista de un hecho inédito en la relación diplomática bilateral", afirmó Justiniano.

Según el Embajador boliviano, Patriota "demostró grandeza al irse; eso hay que destacarlo, el señor Patriota es un digno patriota brasileño; él sacrificó su cargo y no por el señor Pinto, no por la derecha" en ambos países, sostuvo.

Siempre según Justiniano, blanco de ataques sin fundamento de la revista conservadora brasileña Veja, que lo acusó de representar a un "narco Estado" en su última edición, a tiempo de marcharse Patriota envió saludos a su par boliviano David Choquehuanca y al presidente Evo Morales.

"Me mandó saludos para el compañero Evo y me manifestó su admiración para el canciller David Choquehuanca en un momento en que pudo tener un dejo de malestar", dijo el diplomático boliviano.

Justiniano, que vaticinó que Pinto no será, en 3 meses, sino una anécdota diplomática, pidió dejar al senador fugado de Bolivia, cuya justicia lo reclama por cargos de corrupción, en el justo lugar que le corresponde, en el "olvido merecido".

Pinto, que en las últimas horas dejó Brasilia para radicarse temporalmente en el Estado brasileño de Goias, oscila entre el refugio que podría otorgarle Brasil y la concesión de asilo, lo más probable en Paraguay.

"Así se quede (en Brasil), así se vaya a otro lugar, salvo que en Bolivia cometamos errores y que lo ayudemos en Bolivia. Durante un año lo hemos mantenido en la cúspide de la ola a un hombre que era un parlamentario discreto, tal vez insignificante.Creo que el señor Pinto nunca tuvo mejor escenario político que durante los 400 días que estuvo en la Embajada de Brasil en La Paz, nunca (antes de eso) tuvo ni tanto escenario ni tanta figuración ni tanto aparato publicitario", afirmó.

Según Justiniano, la derecha boliviana y brasileña utilizó de torpedo a Pinto para tronar sin conseguirlo la relación de Bolivia y Brasil en su mejor momento en décadas.


Descarga la aplicación

en google play en google play