Escúchenos en línea

Pinar del Río celebrará sus 146 años

Pinar del Río, Cuba. Agencia PL. | 5 de Septiembre de 2013 a las 10:49

Con un río y un pinar como punto de origen, esta urbe cubana celebrará la próxima semana su cumpleaños 146, entre edificaciones asimétricas, antiguos parques y paseos centenarios.

La apacible ciudad nocturna despierta agitada con sus insaciables caminantes, quienes recorren con prisa la estrecha y concurrida calle principal, arteria comercial y centro espiritual de la localidad.

Convertido en villa en 1859, el poblado fue distinguido con el título de ciudad el 10 de septiembre de 1867 como resultado del auge social y económico alcanzado entonces por el occidental territorio.

La concesión de esa categoría, recordada desde antaño por los lugareños, significó el más alto reconocimiento a una comunidad con evidentes signos de identidad propia, explicó a Prensa Latina el historiador Enrique Ginebra.

Varias décadas después, la vida transcurre aún alrededor de la avenida José Martí, recorrida en tiempos pasados por íconos de la cultura como el compositor Pedrito Junco, autor del bolero Nosotros y otros músicos famosos como el cantautor Polo Montañez.

Cada año los pobladores esperan el tradicional desfile por espacios históricos de la ciudad, encabezado por la banda provincial de conciertos, actores, deportistas y estudiantes.

Azotado por sucesivos huracanes, muy frecuentes en esta zona del país, los pinareños restauran una y otra vez el paisaje urbano y su riqueza patrimonial.

Entre las reliquias de la demarcación asoman el teatro José Jacinto Milanés, uno de los más antiguos de América Latina, La India -entre los primeros edificios de dos plantas construidos aquí- y el gran reloj del hotel Globo, que marca el ritmo de los paseantes.

Construido por asturianos, el hotel Ricardo, hoy Vueltabajo, recibió al campeón mundial de ajedrez José Raúl Capablanca, de visita en esta región.

Cuna de la Guayabita del pinar, la urbe acoge a la fábrica del reconocido licor, de prestigio internacional, elaborado a partir de una diminuta frutilla.

Sus valores culturales y peculiar arquitectura, la hospitalidad y espíritu laborioso de la gente, confirieron a la ciudad de Pinar del Río la jerarquía de capital de la provincia homónima desde 1878, precisó Ginebra.


Descarga la aplicación

en google play en google play