Escúchenos en línea

Vicepresidente admite que Estado colombiano aceptó presencia de paramilitares

Bogotá. Agencia PL. | 21 de Septiembre de 2013 a las 11:46

El vicepresidente colombiano Angelino Garzón reconoció que el Estado fue permisivo con los paramilitares al permitir la convivencia "abierta y descarada" de agentes con esos grupos armados.

En un acto en la ciudad de Bucaramanga en homenaje a 19 personas asesinadas por esas agrupaciones en 1987, el vicemandatario apuntó que esas y otras muchas masacres se hubieran evitado si el Gobierno hubiera actuado. Esto no puede volver a suceder, manifestó.

Garzón recordó cómo en aquella época, cuando era sindicalista, fue testigo del poder de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en la zona del Magdalena Medio, reportaron medios de difusión locales.

Vi con mis propios ojos la convivencia del poder civil, militar y la policía con los paramilitares de Puerto Boyacá, sostuvo.

Cumpliendo con una orden de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el vicepresidente participó en un acto de reconocimiento a 19 comerciantes de Bucaramanga y Medellín que el 6 de octubre de 1987 fueron asesinados por los paramilitares en Boyacá. A nombre del Gobierno pido perdón. Nos comprometemos para que estos hechos no se vuelvan a repetir, dijo.

En el encuentro fue inaugurado un monumento con 11 figuras en homenaje a las víctimas del paramilitarismo.

En la actualidad 10 miembros de las AUC y dos militares cumplen sentencia por esta masacre en la que las 19 personas fueron torturadas, asesinadas y arrojadas a una quebrada.

"Ha sido una lucha titánica porque días después de las desapariciones llamaban a amenazarnos para que nos quedáramos quietos. Llevamos 26 años esperando la verdad", expresó al diario El Tiempo Maria Pineda, familiar de una de las víctimas.

El 5 de julio de 2004 la Corte Interamericana de Justicia condenó al país obligándolo a indemnizar a los familiares y pedirles perdón en un acto de desagravio.

Según el diario Vanguardia Liberal, "pese a que el Estado fue condenado por su complicidad en la masacre, a la fecha no se han proferido condenas contra miembros de la fuerza pública vinculados con el caso".

Uno de ellos, el general Farouk Yanine Díaz, murió en el 2009 y otro era el teniente coronel Hernando Navas Rubio, quien también falleció en 2002, añadió la fuente.


Descarga la aplicación

en google play en google play