Escúchenos en línea

Sexto día de paro de los trabajadores bancarios brasileños

Brasilia. Agencias. | 26 de Septiembre de 2013 a las 12:21

Trabajadores del sector bancario de Brasil iniciaron un paro indefinido hace seis días, para exigir a los banqueros aumento de salarios en un 11,93 por ciento, mejores condiciones laborales, aumento del salario mínimo, fin a los despidos y la posibilidad de empleo a los afrodescendientes.

El paro indefinido de trabajadores financieros de Brasil cumple este jueves su sexto día con unas 10 mil 24 agencias bancarias públicas y privadas cerradas, que representan casi el 50 por ciento de las 21 mil sucursales bancarias en el país.

La Confederación Nacional de Trabajadores del ramo financiero (Contraf) destacó que se logró un aumento del 63,12 por ciento de los empleados en paro, con respecto al primer día de la huelga, por lo que calificaron de exitosa la protesta.

El presidente de la Contraf, Carlos Cordeiro, resaltó el crecimiento del número de locales cerrados, pues la víspera el 41,9 por ciento de las agencias estaban en paro y "ahora esa cifra ascendió, lo cual evidencia el descontento de los trabajadores con sus directivos".

Cordeiro reiteró el reclamó de un alza del 11,93 por ciento en los sueldos, así como un incremento del salario mínimo, el fin de los despidos, mejores condiciones de trabajo, más seguridad y más posibilidades de empleo para los afrodescendientes.

Por su parte, los banqueros mantienen su propuesta de ofrecer una subida de los sueldos del 6,1 por ciento, lo que equivale a las pérdidas de este año por el aumento de la inflación.

En Sao Paulo (sureste), los parados alcanzaron la cifra de 32 mil empleados, tres mil más que el martes pasado y un total de 15 centros administrativos y 668 sucursales mantienen sus puertas cerradas.

Además de la paralización, en las ciudades de Sao Paulo (sureste), Río de Janeiro (sureste), Fortaleza (noreste), Belo Horizonte (sureste) y Salvador de Bahía (este), los trabajadores de bancos realizaron este miércoles marchas y movilizaciones en reclamo de sus reivindicaciones.

Cordeiro instó a los manifestantes a mantenerse firmes ante la intransigencia de la Federación Nacional de Bancos (Fenaban) que descarta negociar con los trabajadores del sector.

En el 2012, los empleados financieros realizaron un paro que se extendió por nueve días, logrando así un reajuste de 7,5 por ciento de los salarios.


Descarga la aplicación

en google play en google play