Escúchenos en línea

Torrenciales aguaceros destruyeron cultivos que más impactan en la inflación en México

México. D.F. La Jornada. | 27 de Septiembre de 2013 a las 10:21

El temporal que azotó al país desde mediados de mes destruyó los cultivos de hortalizas, entre ellos los de jitomate y chile, dos de los productos con mayor impacto en el comportamiento de la inflación, de acuerdo con información proporcionada este jueves por Carlos Treviño Medina, director general de la Financiera Rural, el banco de desarrollo orientado al sector agropecuario.

"Los cultivos que más se dañaron (por las tormentas) fueron las hortalizas, que sufrieron los daños más graves. Se perdieron. Me refiero a chile, jitomate y pepinos. Las plantas debían tener una altura de 50 centímetros, entonces no pueden soportar las corrientes de agua", declaró, al ser entrevistado aquí durante la séptima convención nacional de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México (Asofom).

Doble efecto de tormentas

Como consecuencia de las tormentas Ingrid y Manuel, 312 municipios de 14 estados habían sido declarados en situación de emergencia hasta el miércoles pasado, según datos oficiales. Entre las entidades afectadas se cuentan Sinaloa, Guerrero, Colima, donde hay una importante producción agropecuaria. Las tormentas ocurrieron en un momento en que los productores se preparan para el ciclo otoño-invierno, en el que se obtienen las principales cosechas de algunos productos, como el de maíz.

Las tormentas tendrán un efecto doble en el mercado de productos agrícolas, de acuerdo con lo planteado aquí por el director de Financiera Rural. Por un lado, destruyó cultivos de hortalizas y algunos frutales, como el plátano sembrado en Colima y, por el otro, permitió elevar el nivel de almacenamiento de agua en las presas, lo que anticipa mejores cosechas de granos en el noroeste del país, que comenzarán a ser sembrados en octubre.

"Este fenómeno meteorológico permitió a las presas, sobre todo en el noroeste, pasar de un nivel de 20 a poco más de 40 por ciento. Esto beneficia en cierta manera al sector que apoya Financiera Rural, que es de cultivos extensivos, como maíz, trigo o cártamo, porque ahora va a haber más certidumbre para el cultivo de granos", dijo.

Pero, al mismo tiempo, las tormentas de los últimos días afectaron otros cultivos, como hortalizas y frutales, agregó.

–¿Cuáles fueron los cultivos más dañados?

–Los cultivos que más se dañaron fueron las hortalizas. Se perdieron. Me refieron a chile, jitomate, pepinos. Y también algunos bananos, que estaban en zonas muy bajas que se inundaron. En cuanto a la producción pecuaria, hay decesos de animales, pero hasta ahora no tenemos informes de una situación grave, como ocurrió con la sequía (hace un par de años) al menos en las regiones donde financiamos.

El jitomate es un producto de consumo generalizado con mayor impacto en el índice nacional de precios al consumidor, que mide la inflación. El peso de este producto en la evolución del índice es poco menos del doble que el que tiene el frijol y alrededor de una tercera parte del representado por el costo de la tortilla.

Financiera Rural ha canalizado préstamos por 19 mil millones de pesos en lo que va del año, cantidad que espera aumentar a 35 mil millones de pesos al concluir 2013, explicó Treviño Medina.

"Nuestra cartera de crédito no se vio dañada de manera importante por las tormentas de este mes", dijo. Sin embargo, informó, la institución tiene un programa de ayuda para los productores a los que otorga financiamiento. Durante el tiempo transcurrido desde que se declara una emergencia hasta que se reactiva la actividad económica, la institución cubre la parte correspondiente a los intereses del préstamo y también ofrece financiamentos con subsidios hasta de 50 por ciento, por ejemplo, para replantar cultivos y otros apoyos a fondo perdido, explicó.


Descarga la aplicación

en google play en google play