Escúchenos en línea

Ayuntamiento de Buenos Aires será denunciado por homicidio culposo

Buenos Aires. Agencias. | 3 de Octubre de 2013 a las 11:44

La legisladora de Buenos Aires (capital de Argentina) María José Lubertino, denunció al Gobierno porteño por abandono de persona y presentará una causa por homicidio culposo de un indigente, quien desapareció misteriosamente de las calles de Palermo.

Lubertino participó en la búsqueda de Adrián Alejandro "Pechito" Ferreiro, quien vivió en las calles de Buenos Aires durante 12 años, de forma voluntaria porque "cada persona tiene derecho a vivir donde considere oportuno", según informaron medios locales.

Además, una abogada que también formó parte de la búsqueda y socorro de "Pechito" elevó una denuncia, firmada por más de 200 personas, contra el Gobierno de la ciudad por homicidio culposo.

A finales de agosto pasado, "Pechito" había desaparecido misteriosamente de la acera donde vivió por más de una década por lo que inmediatamente los vecinos dieron la voz de alarma y se organizaron para buscarlo.

También se creó un grupo en Facebook bajo la denominación "¿Dónde está 'Pechito'?", que llegó a tener más de dos mil 300 seguidores.

Según contó la prensa, los servicios sociales, que supuestamente se ocupan de las personas sin hogar, se lo habían llevado y luego abandonado en otra zona de la ciudad, donde fue encontrado "deshidratado, desorientado, semidesnudo y con huellas de haber sido golpeado".

El indigente fue internado en un hospital, donde le diagnosticaron una grave infección pulmonar. Al poco tiempo falleció tras un ataque cardíaco.

Los vecinos de la zona en la que vivía el indigente organizaron su funeral y entierro.

"Pechito", quien falleció a los 40 años de edad, vivía en una de las intersecciones de dos concurridas calles de la capital argentina, entre una sucursal bancaria y un restaurante. Su colchón ocupaba media acera pero nadie se molestaba.

Los transeúntes solo volteaban y sonreían, porque era extraño ver a un indigente con un televisor a color con servicio de cable, un equipo de música y dos perros de raza.

Este ciudadano porteño se ganaba la vida paseando a las mascotas de sus vecinos y cuando hacía buen tiempo cantaba a dúo con su grabadora.

Además, era muy querido por varios de los vecinos de la zona, quienes a veces se quedaban charlando con él.


Descarga la aplicación

en google play en google play