Escúchenos en línea

Gobierno boliviano sospecha de narcos peruanos en ataque que murió un militar

La Paz. Agencia EFE. | 20 de Octubre de 2013 a las 13:51

El Gobierno de Bolivia expresó este domingo su sospecha de que supuestos narcotraficantes peruanos participaron el sábado en un ataque a tiros producido en la zona cocalera de Apolo contra militares bolivianos, causando la muerte de un subteniente.

El ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, dijo a los medios que se presume la conexión del caso con extranjeros de organizaciones del narcotráfico porque en esa región, cerca de la frontera con Perú, los campesinos bolivianos no tienen la tradición de usar armas, ni son capaces de preparar un operativo de resistencia armada.

El subteniente Oscar Gironda, de 23 años, murió el sábado por el impacto de una bala disparada presumiblemente por un francotirador desde una serranía, cuando los uniformados iban a erradicar cultivos ilegales de coca cerca del pueblo de Apolo.

Romero dijo que cruzará información con autoridades de Perú por la sospecha de que en la "emboscada" participaron peruanos.

Además del militar muerto, doce uniformados sufrieron heridas de bala, quince están lesionados por golpes y ocho fueron "secuestrados" supuestamente por los cocaleros, detalló Romero.

Los heridos son atendidos en hospitales de La Paz, mientras que se desconoce cuál es la situación de los agentes policiales y militares retenidos ilegalmente desde el sábado.

Romero enfatizó que esos datos muestran que quienes atacaron a los militares querían provocar una "masacre" y aseguró que no hubo ningún enfrentamiento, sino una "emboscada cobarde" con disparos y con cartuchos de dinamita lanzados con hondas desde las serranías.

En Apolo hay una zona autorizada para cultivos de coca para usos lícitos en la industria y prácticas culturales y que se someten al control de las autoridades, pero también hay comunidades cuyas plantaciones se destinan supuestamente a la fabricación de cocaína.

El Defensor del Pueblo de Bolivia, Rolando Villena, anunció este domingo el envío de una comisión al lugar para hacer una evaluación e interceder para que no se vulneren los derechos humanos, tras la muerte del militar.

"Hemos recibido con preocupación el informe oficial que señala que hay un muerto y varios heridos en esta región, debido a una emboscada. Sin embargo, la pasada semana ya había advertencias de enfrentamientos", dijo Villena en un comunicado.

El Defensor señaló que hasta no verificar lo sucedido no puede adelantar nada, pero lo importante es proteger la vida de los policías, militares y cocaleros y pedir que se cumpla la ley.

En lo que va del año, la fuerza de erradicación que opera con militares y policías destruyó 9.048 hectáreas ilegales de la planta.

Según datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) difundidos este año, Bolivia tenía en 2012 25.300 hectáreas de coca, más del doble de las 12.000 hectáreas permitidas por la ley para usos legales y culturales.


Descarga la aplicación

en google play en google play