Escúchenos en línea

Evo lamenta muerte de militares a manos de cocaleros

La Paz. Agencia PL. | 22 de Octubre de 2013 a las 12:06

El presidente boliviano, Evo Morales, lamentó este martes la muerte de cuatro miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) a manos de cocaleros en el municipio de Apolo, cuando intentaban erradicar plantaciones excedentarias de coca.

Morales, en conferencia de prensa desde la ciudad de Tarija, lamentó los hechos y aseguró que el gobierno no abandonará a las familias de las víctimas, al tiempo que consideró inaceptable la posición de los autores de la emboscada.

"A nombre del gobierno nacional queremos lamentar y repudiar los hechos en los que cuatro hermanos fueron muertos a bala, militares, policías y médicos, (y) decirles a las familias de los cuatro hermanos que el gobierno no los va a abandonar", comentó el jefe de Estado.

Por otra parte, explicó que la emboscada la organizó un grupo armado que se resiste a la erradicación de coca ilegal en Apolo, en una acción que consideró un acto criminal y bien planificado desde el punto de vista militar.

"Ha habido una planificación militar para dar con cuatro hermanos bolivianos muertos, 14 heridos a bala y más de 15 con heridas policontusas", destacó el mandatario.

En las acciones en la zona de Miraflores, del municipio de Apolo, en el departamento de La Paz, murieron el subteniente de las Fuerzas Armadas Oscar Gironda, el cabo de la Policía Johnny Quispe, el suboficial de la Marina Wily Yucra y el médico Michel Olivares.

Olivares y Yucra fueron considerados desaparecidos desde el sábado, pero sus cadáveres fueron encontrados la víspera, con heridas de bala, las cuales les provocaron la muerte. Por el momento, una comisión del Ministerio Público, integrada por dos fiscales, investiga los hechos en Apolo, en tanto en esta capital comenzó el interrogatorio a 13 cocaleros presos.

Luego de los hechos, en los cuales se presume la participación de narcotraficantes internacionales, el gobierno boliviano estudia la posibilidad de cerrar la frontera con Perú, desde donde, presumiblemente, llegaron los que instigaron la emboscada contra la fuerza encargada de erradicar plantaciones de drogas.

En Bolivia es legal el cultivo de la coca, pero solo en lugares y cantidades limitadas, en tanto miles de plantaciones excedentarias son destruidas cada año por la Fuerza de Tarea Conjunta.


Descarga la aplicación

en google play en google play