Escúchenos en línea

Policía jamaiquina pide ley contra delitos callejeros

Kingston. Agencia PL. | 24 de Octubre de 2013 a las 11:32

El Comisionado de la Policía, Owen Ellington, solicitó este jueves al Parlamento jamaicano establecer una legislación similar a la Ley de Vagos y Delincuentes, derogada hace unos 20 años, para ayudar en la reducción de crímenes callejeros.

El centro de la preocupación del comisario radica en los diversos tipos de hechos violentos que a diario se registran en las calles de esta nación, con delitos como la mendicidad y venta agresiva, y la intimidación a las personas.

"Hay jóvenes que se sientan en las aceras y esquinas de las calles, día y noche, y que intimidan a los residentes, los trabajadores, y los fines de semana cuando saben que las personas son remuneradas, les exigen que se les pague porque son ellos los que protegen a la comunidad en su ausencia", indicó Ellington.

A su juicio, de ese modo se expanden las actividades de extorsión fuera de las áreas comerciales en las comunidades residenciales, reportó el diario digital Jamaica Observer.

Ejemplificó que en los semáforos figuran gran cantidad de ciudadanos dedicados a limpiar parabrisas de autos y exigen en forma violenta y amenazante el pago a su labor.

"Son un peligro para los conductores, porque son muy agresivos, escupen en las ventanas, te amenazan y nada se puede hacer", dijo Ellington.

Al respecto, explicó, los agentes del orden se han visto acorralados en momentos en que han tratado de procesar a esos individuos por falta de apoyo de un mecanismo legal.

"Hemos probado todas las legislaciones, incluida la Ley de Carreteras, y cuando los llevamos ante los tribunales, son liberados porque lo que están haciendo no es un crimen", lamentó.

Consideró que si la policía es capaz de frenar ese tipo de tácticas intimidatorias a nivel comunitario, se podrán reducir de manera significativa las actividades de extorsión que se están produciendo en el país.

En otro intento por limitar la criminalidad imperante en esta nación, autoridades policiales también demandaron la víspera cambios en la ley vial a fin de eliminar concesiones que esa legislación permite a conductores y favorece el incremento e impunidad de hechos delictivos.

En abril último, la administración de la primera ministra, Portia Simpson Miller, admitió su frustración por los altos índices de violencia en este territorio pese al esfuerzo realizado por los agentes del orden.

Según expertos, la violencia ha cobrado en esta isla caribeña un alto costo económico y social en las últimas cuatro décadas.


Descarga la aplicación

en google play en google play