Escúchenos en línea

Fujimori se resigna y admite que quizás nunca salga de prisión

Lima. Agencias. | 28 de Octubre de 2013 a las 10:55

El expresidente peruano Alberto Fujimori admitió que "es una posibilidad" que nunca salga con vida de prisión, donde cumple una sentencia de 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad, en una entrevista que publicó este lunes el diario limeño Correo.

Fujimori, de 75 años, respondió por escrito al diario que, según informó, inició hace dos semanas "las conversaciones con un contacto fujimorista" para hacer una entrevista personal, pero esto no fue posible, ya que las autoridades le han prohibido ofrecer declaraciones.

En las respuestas que ofreció al cuestionario enviado por el diario, el exgobernante consideró que su permanencia de por vida en prisión "es una posibilidad" y según él el gobierno del presidente Ollanta Humala se ha "ensañado" con su situación.

"No importa mi estado de salud, mis adversarios quieren mantenerme aquí no porque crean que soy culpable, sino porque así se sienten de alguna manera seguros y satisfacen a quienes los avalan", aseguró el vejete.

Fujimori, quien este lunes deberá acudir a la segunda audiencia del juicio que se le sigue por su responsabilidad en la compra de la línea editorial de diarios sensacionalistas durante su Gobierno (1990-2000), señaló que "cuando haya verdadera justicia, creo que se darán condiciones para variar mi situación, estar libre y ver los resultados de mi obra."

Ya se sabe que para el Presidente Humala los problemas y razones de salud son tonterías, señaló en alusión a la decisión del presidente de negarle, en junio pasado, el indulto humanitario solicitado por sus hijos.

Tras criticar varias de las acciones del actual Gobierno de Humala, Fujimori dijo que "no esperaba" ser condenado, en 2009, a 25 años de prisión por los matanzas del grupo militar encubierto Colina.

El ex presidente peruano acudió la semana pasada al inicio del proceso desaliñado y en un aparente mal estado de salud, lo que obligó a que la sesión se suspendiera debido a una crisis de hipertensión.

Fujimori cumple su condena en un cuartel policial en Lima por los delitos de homicidio calificado, lesiones graves y secuestro agravado de 25 personas por los casos Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992).

Además, por los secuestros del periodista Gustavo Gorriti y del empresario Samuel Dyer, tras el "autogolpe" de Estado que dio en abril de 1992.


Descarga la aplicación

en google play en google play