Escúchenos en línea

Líder religioso dominicano contra posiciones extremas

Santo Domingo. PL. | 14 de Diciembre de 2014 a las 16:21

El pastor Ezequiel Molina, que por más de 50 años realiza cada 1 de enero la mayor concentración evangélica dominicana, denominada "La Batalla de la Fe", se ubicó hoy contra las posiciones extremas.

Al intervenir en el programa AGENDA, que cada domingo se difunde por Telesistema canal 11, abordó el polémico tema del aborto y dijo que la primera palabra la tiene la mujer y hay que ver qué dicen los médicos.

Con respecto al aborto, la mujer tiene la primera palabra, luego debe hablar el médico y, por último, le toca la palabra al hombre, porque ninguna mujer en su sano juicio quiere abortar, y ningún médico como profesional quiere aplicar un aborto a quien no lo necesite, dijo el pastor de la iglesia Mahanaim.

Aclaró que se debe permitir el aborto cuando la mujer está en riesgo de perder la vida, y favoreció que cuando a un médico se le presente una emergencia no debe consultar con nadie y solo dedicarse a salvar a la madre y a la criatura y, por ello, no debe correr el riesgo de ser sometido a la justicia.

El religioso sostuvo, además, que en la discusión que se lleva a cabo en el país, hay personas que han practicado abortos y públicamente se pronuncian en contra de esa posibilidad y vio en eso doble moral.

También fustigó a los grupos que quieren que en el país se establezca el aborto sin control, y dijo que quienes llevan la voz cantante en ese sentido son los mismos que se prestan a manifestarse en cada tema que provoque discusiones.

Aclaró, sin embargo, que no favorece el aborto cuando una mujer es violada porque, en su opinión, no hay que matar el bebé producto de ese pecado y argumentó que la historia está llena de hombres que vinieron al mundo así y han hecho invaluables aportes a la humanidad.

Hay fanatismo por un lado e hipocresía por otro lado, porque aquí hay personas que han hecho aborto y están contra el aborto, y hay quienes protestan contra todo, insistió.

Llamó a sus compatriotas a ser humanos y racionales pues cada vida es importante, pero hay situaciones en que ni siquiera la mujer tiene tiempo para decidir y es el médico con su conocimiento quien decide y hay que respetarlo, enfatizó.

Las declaraciones del pastor evangélico ocurren después de una semana en la cual primaron fuertes polémicas en torno al aborto terapéutico debido a observaciones presidenciales a una reforma al Código Penal.

El texto fue devuelto al Poder Legislativo hasta tanto sean enmendadas las formulaciones que violan los derechos humanos pues la ley original penaliza el aborto en situaciones excepcionales que ponen en juego el derecho a la vida y a la salud de las mujeres embarazadas.

El Congreso quedó sometido a una fuerte presión por parte de religiosos católicos y protestantes, contrarios a que se apruebe el aborto terapéutico cuando el embarazo ponga en riesgo la vida de la mujer y los diputados tuvieron que dejar para el martes próximo el análisis del tema.


Descarga la aplicación

en google play en google play