Escúchenos en línea

Activistas colombianos piden cese bilateral de hostilidades

Bogotá. Agencia PL. | 24 de Diciembre de 2014 a las 11:16

Tras el cese el fuego indefinido decretado por las FARC-EP, un número de activistas, líderes sociales, políticos y ciudadanos de a pie demandan nuevos pasos para terminar el conflicto colombiano.

Entre las voces que claman por acciones recíprocas del Gobierno sobresale la de la legisladora Ángela María Robledo, que aboga por una suspensión bilateral de las hostilidades.

Hay que reclamar al Gobierno que del lado del ejército existan también gestos de pacificación, en especial en los territorios donde ha predominado la guerra, subrayó la parlamentaria.

La copresidenta de la comisión de paz del congreso destacó los avances de las negociaciones entre las partes beligerantes, las cuales culminaron su segundo año en La Habana con importantes acuerdos, dijo citada por Caracol Radio.

Hasta la fecha representantes gubernamentales y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) alcanzaron consensos en temas como reforma rural integral, participación política y drogas ilícitas.

Restan ahora puntos definidos como cruciales: justicia transicional, fin de la confrontación, dejación de las armas y reincorporación a la sociedad de la agrupación guerrillera.

El pasado 20 de diciembre comenzó a regir la tregua anunciada por las FARC-EP, cumplida hasta ahora según declaraciones del propio presidente Juan Manuel Santos.

No obstante, Robledo expresó que es indispensable la verificación de ese proceso.

Desde el Frente Amplio Por la Paz -en el cual convergen diversas agrupaciones- insistimos en participar con un mecanismo técnico en la veeduría de la medida, agregó.

Las FARC-EP aclararon que se trata de un hecho colmado de humanidad, en respuesta al clamor generalizado de las víctimas de los enfrentamientos y del resto de la población.

Éste es el quinto cese el fuego unilateral y el primero con carácter indefinido declarado por las fuerza rebeldes desde el inicio de las conversaciones en la capital cubana.

Voceros de las FARC-EP sostienen que esa iniciativa tiene el propósito de detener el derramamiento de sangre y crear un escenario que favorezca las pláticas, pero el Gobierno se ha negado a secundarla.

En tanto, el movimiento de personas perjudicadas por crímenes de Estado (Movice) pidió al ejecutivo que silencie todas las armas para que el proceso avance sin enfrentamientos ni hostilidades y así evitar nuevos hechos que victimicen a la población civil.

A ese pedido, difundido por Movice mediante un comunicado, se sumó también la excandidata presidencial Clara López.

Para el senador Juan Manuel Galán la pausa en los combates es un anticipo de lo que traerá el nuevo año, necesitamos acabar la guerra y comenzar positivamente la transición al posconflicto, dijo.

El período bélico perjudicó de forma directa a unos seis millones de personas, en el transcurso de más de medio siglo.


Descarga la aplicación

en google play en google play