Escúchenos en línea

Chávez un amor popular en tiempo presente

Caracas. Agencia PL. | 5 de Marzo de 2015 a las 10:58

El gobernador del estado venezolano de Barinas, Adán Chávez, habla de su hermano como si estuviera vivo; en conversaciones personales o en alocuciones públicas lo menciona en presente, como si fuera imposible definir a Hugo Chávez con un verbo en pasado.

También el presidente de la República, Nicolás Maduro, los miembros del gabinete ministerial y muchos venezolanos en las calles lo nombran en presente y con cariño "mi Comandante".

Para la periodista de la Agencia Venezolana de Noticias, Janeth Zarramera, "Chávez logró llegar a los corazones porque era como nosotros, utilizaba las mismas frases de la gente en la calle, a veces venía de una gira por el mundo y lo contaba todo como hace un familiar".

Darío Marcano, un joven venezolano que estudia Comunicación Social en Cuba, también cree que decía las cosas claras como le gustan al pueblo.

Era muy humilde, tenía carácter para expresar lo que pensaba de forma directa y eso nos complacía mucho, apuntó.

Desde el barrio del 23 de enero, Haydée Valero, ama de casa de 56 años, habla de él con gratitud: "Gracias a Chávez hoy sé escribir mi nombre, puedo leer, soy una persona más preparada y sigo estudiando". Antes nadie se preocupaba por nosotros, cómo vivíamos, qué necesitábamos..., rememoró.

Hugo Chávez es otro Simón Bolívar, jamás podremos olvidarlo, con su carisma se ganó al pueblo de Venezuela y a otros pueblos, ayudó hasta a los habitantes del Bronx, dijo con orgullo Rubén Alvarado, trabajador de Vive TV.

Estimular la producción de un pensamiento alternativo y abrir los caminos para la construcción de un mundo diferente era una de la obsesiones del fallecido presidente, puntualizó la coordinadora de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, Carmen Bohórquez.

Tras la muerte del líder vinieron tiempos difíciles, recuerda el Gobernador de Barinas, por eso siempre llamamos a continuar sus ideas y recomendaciones en diferentes temas: pueden arrojar muchas luces en la situación actual.

"Chávez es un líder espiritual para la fuerza revolucionaria, su prédica y práctica cotidiana fueron los pilares de este proceso socialista, rescató una parte de la historia de este país y visibilizó a los olvidados, a los más humildes".

Desde que llegó al poder en 1999 comenzaron las agresiones mediáticas y las injurias, los ataques personales; como no podían con su obra querían desacreditarlo y tampoco lo consiguieron, aseguró su hermano.

El diplomático cubano Germán Sánchez, días después de la muerte de Chávez el 5 de marzo de 2013, tratando de buscar alguna forma de verlo vivo y sentirlo de nuevo, y se dio a la tarea de escribir un libro.

Así nació "Hugo Chávez y la resurrección de un pueblo" para tratar de develar qué hay detrás de este hombre, qué sentimientos lo movían, quién era antes de ganar las elecciones presidenciales en diciembre de 1998.

Quería narrar la vida del líder pero como el ser humano que canta, pinta, juega béisbol y goza contando historias, lo cual hacía excepcionalmente bien, destacó quien fue embajador cubano en esta nación durante 15 años.

El nacimiento de Chávez como líder en la rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992, la infancia de ese niño rebelde, leal y enamoradizo, y su comportamiento ejemplar que lograba mover a otros a la acción ocupan varias páginas del libro, señaló su autor.

A su juicio, Fidel Castro y Hugo Chávez poseen hoy la conexión profunda entre dos genios, dos líderes auténticamente populares.

Cuando era solo un cadete recién salido de los llanos venezolanos, Hugo escuchó por primera vez la voz del entonces mandatario cubano mientras oía la radio en una guardia, contó Sánchez a Prensa Latina.

"Era el año 1973 y Fidel hablaba del golpe fascista en Chile a Salvador Allende; decía que los sucesos se habrían desarrollado de otro modo si el pueblo hubiese estado armado para defender el proceso."

Aquellas palabras le calaron profundo y Chávez jamás las olvidó. Luego descubrió poco a poco a Fidel en la medida que fue sensibilizándose con los asuntos históricos y la realidad de América Latina, reveló el diplomático.

En la cárcel, tras la rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992, leyó "La historia me absolverá" y encontró allí una lección esencial sobre el rol histórico de un líder, añadió Sánchez.

"Con esa sensibilidad suya tan bolivariana, descubrió en Fidel una expresión de los sueños libertadores de los próceres de la independencia latinoamericana."

 

Por eso buscó en el Comandante cubano fuentes nutricias de ideas para interpretar la realidad y encontrar fórmulas nuevas para el socialismo, consideró.

Según palabras del propio Fidel días después de la muerte de Chávez: "Ni siquiera él mismo sospechaba cuán grande era".

En su última alocución, al despedirse de su pueblo antes de marchar hacia La Habana a operarse, Chávez dijo: "Espero en pocas semanas estar en la partida de pelota que nos deben en Fuerte Tiuna, y de nueva estar recorriendo las calles queridas de la patria, los campos querido de Venezuela".

Y de cierta forma lo cumplió: "Chávez vive", dice su pueblo en las manifestaciones en apoyo al Gobierno y en muchos lugares de esta geografía, como reza la canción: "Nadie piensa que se ha ido, fue un momentico a la misa / Y va a volver con Sandino, con el Che, Martí y Bolívar".

* Corresponsal de Prensa Latina en Venezuela


Descarga la aplicación

en google play en google play