Escúchenos en línea

Exgerente de Petrobras admite propinas ilegales

Brasilia. Agencia PL. | 10 de Marzo de 2015 a las 16:38

El exgerente de Servicios de la petrolera Petrobras Pedro Barusco, implicado en el esquema de corrupción en la empresa, afirmó este martes en el Congreso brasileño que las propinas ilegales en esa compañía datan desde 1997.

En declaraciones realizadas en una audiencia pública de la Comisión parlamentaria de investigación, Barusco resaltó que la corrupción en la principal entidad brasileña comenzó en 1997, durante el gobierno de Fernando Henrique Cardozo (1995-2003).

El pago de fondos por contratos se inició hace 18 años, con pequeños aportes, debido al limitado movimiento de los recursos, pero en 2003, cuando crecieron los negocios, el desfalco fue mayor, subrayó.

A partir de 2003 y 2004 el desvío de fondos fue prácticamente "institucionalizado" y otras muchas personas se beneficiaron de estos ilícitos, aseveró al señalar que está en marcha una investigación y no desea profundizar más en este tema.

Puntualizó que todo comenzó como algo fortuito, pero después se transformó en un desespero, "un camino sin retorno".

Tras manifestar arrepentimiento por su actuación en todos estos años, reconoció que con el transcurso de los años la situación era más difícil, debido a las fiscalizaciones y autonomía de la Policía Federal y los órganos de justicia.

A una pregunta de un diputado, dijo que acumuló por estos ilícitos 97 millones de dólares, que está dispuesto a devolver a cambio de una pena menor de prisión.

Ese monto se encuentra depositado en cuentas en el exterior y serán repatriados por la justicia brasileña.

Entre otros allegados y conocidos que también participaron en este cartel de corrupción, mencionó al exdirector de Servicios de Petrobras Renato Duque y al tesorero del Partido de los Trabajadores (PT), João Vaccari Neto.

Al respecto, destacó desconocer como recibía dinero Vaccari Neto, qué hacía con ese monto, si era oficial y no.

Barusco explicó que aceptó fondos en efectivos del empresario Shinko Nakandakari, quien hablaba en nombre de la compañía Galvao Engenharia, y de la UTC, ambas entidades privadas brasileñas.

En su intervención, detalló que contó todo a la Policía Federal y la justicia, pero no posee documentos escritos algunos.

Se trató del primer convocado de una amplia lista de exdirectivos de la petrolera estatal, entre los cuales aparecen también los expresidentes de esa compañía Graça Foster y Sergio Gabrielli.

Dicho comité inició su trabajo el jueves último, en medio de riñas y ataques verbales entre legisladores de diversas fuerzas políticas y ahora algunos de sus miembros aparecen como sospechosos de recibir propinas ilegales de la red montada para defraudar fondos e inflar contratos con Petrobras.


Descarga la aplicación

en google play en google play