Escúchenos en línea

Denuncian corrupción en sistema jurídico de Colombia

La Habana. Agencia PL. | 21 de Marzo de 2015 a las 13:10

La delegación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) que participa en las conversaciones de paz con el gobierno denunció este sábado la corrupción existente en el sistema de justicia en esa nación suramericana.

"Nos sumamos a la indignación nacional por esta corrupción y al sentimiento que crece frente al control jurídico-penal sobre fenómenos de naturaleza social, económica y política, en un dramático contexto de exclusión y desigualdad", subrayó el guerrillero Pastor Alape en un comunicado de las FARC-EP.

Está demostrado que no será, ni con esta justicia corrompida, o con la que resulte de un maquillaje o reforma que la mantenga en los vicios más abyectos, con la que nos puedan arrinconar como reos, jurándonos cárcel por habernos levantado en armas contra la opresión, señaló Alape.

Ni la aceptamos antes, cuando ya la sabíamos deshonesta, ni la aceptamos ahora en tal estado de inmundicia, ni la aceptaremos retocada, sentenció.

Colombia demanda un análisis a fondo sobre lo que está ocurriendo con el desacreditado sistema judicial, vergüenza de la nación. Necesita urgentes cambios institucionales que no podrán venir sino de una Asamblea Nacional Constituyente, insistió Alape.

El país no merece tener un presidente de la Corte Constitucional como José Ignacio Pretelt, corrupto magistrado que refleja la degradación de la institucionalidad colombiana, de un sistema que se autodenomina Estado de Derecho, cuando está plagado de corrupción y sobornos a favor de intereses privados, mafiosos y violentos, aseguró Alape.

La corrupción de la justicia se exacerbó al punto que ya no es posible ocultar su degradación. En lo penal y en lo penitenciario las consecuencias las padecen más de 120 mil personas recluidas en hacinamiento y violación de sus derechos humanos, recordó el guerrillero.

Ahí se demuestra -aseveró-el talante de un régimen que desecha la vida y hace del ejercicio del derecho un vil negocio. Percibimos esa podredumbre en el trato diferencial que dispensan a corruptos, narcos, paramilitares y parapolíticos, a quienes sí rodean de comodidades a cambios de prebendas.

Dicha degradación de la justicia atraviesa todo el sistema. Cobija todas las dimensiones de esa vida empapada en normas que sólo se cumplen a rajatabla si es para aplicar severidad, venganza estatal, clasismo y diversidad de medios de segregación a los más pobres, imponiéndose la racionalidad del que tiene dinero, enfatizó Alape.


Descarga la aplicación

en google play en google play