Escúchenos en línea

Cierre de campaña electoral marca semana en Bolivia

La Paz. PL. | 28 de Marzo de 2015 a las 14:26

El cierre de la campaña proselitista de cara a los comicios regionales de mañana marcó una intensa semana en Bolivia, en la cual el presidente Evo Morales intentó dar un espaldarazo final a los candidatos de su partido.

El jefe de Estado vivió intensas jornadas y un gran ajetreo para apuntalar a los aspirantes a gobernadores y alcaldes por el Movimiento Al Socialismo (MAS) en las principales ciudades y gobernaciones.

Morales estuvo en Tarija, Santa Cruz, Cochabamba, Oruro, La Paz y El Alto, donde reiteró que no tiene confianza alguna en los resultados de las encuestas y apeló al sentido común de los bolivianos y al respaldo de los movimientos sociales para ganar sobre todo la gobernación paceña y la urbe alteña.

Para el líder indígena perder en El Alto no está en sus planes, incluso admitió que un revés del candidato oficialista Edgar Patana significaría una dura derrota del proceso de cambio, porque esa ciudad fue siempre un puntal en defensa de la revolución democrática y cultural.

Incluso, recordó los 60 muertos y 500 heridos de la llamada Guerra del Gas, un movimiento en contra de la venta de ese combustible a Estados Unidos por puertos chilenos, protagonizado por habitantes de El Alto en octubre de 2003.

El mandatario ratificó la intención gubernamental de respaldar las propuestas de sus candidatos y adelantó inversiones de dos mil millones de dólares en los cuatro principales núcleos urbanos del país.

En La Paz y El Alto se invertirá en la ampliación de las líneas del teleférico, en tanto comprometió trenes eléctricos para Cochabamba y Santa Cruz con la intención de resolver los problemas de transporte en esos lugares.

Morales y sus seguidores llenaron plazas en esas ciudades, en tanto la oposición también llamó a sus simpatizantes a demostrar su poderío.

La manzana de la discordia durante la semana fue el amazónico departamento del Beni, donde, por violar la Ley Electoral, la alianza Unidad Democrática (UD) perdió su personería jurídica, lo que invalidó la candidatura de 228 elegibles. Durante la semana, los principales líderes de UD en la referida región trabajaron por encontrar una alianza con otros partidos en la zona y, finalmente, acordaron unirse al Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) por la alcaldía de la capital gubernamental, Trinidad.

También UD llegó a un acuerdo con Nacionalidades Autónomas por el Cambio y Empoderamiento Revolucionario (Nacer) para luchar por la gobernación y evitar, a toda costa, un triunfo del MAS. UD intentó hasta el último momento que los comicios en el Beni se aplazaran por una semana más, a lo cual no accedió el Tribunal Supremo Electoral (TSJ), en tanto corrieron versiones sobre un plan de esa organización para robar urnas en la zona rural del departamento.

El ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, aseguró que por información de inteligencia supo del proyecto de UD de robarse las urnas, aunque aclaró que los objetivos no estaban en Trinidad, Rurrenabaque o Riberalta, las principales ciudades, sino lejos de las zonas urbanas.

El TSE admitió desconocer tales planes, pero advirtió que eran acciones para las cuales el organismo electoral estaba preparado.

Bolivia elegirá mañana nueve gobernadores, 339 alcaldes, además de asambleístas, concejales y corregidores.


Descarga la aplicación

en google play en google play