Escúchenos en línea

Argentina denuncia un desmedido incremento militar en Las Malvinas

Buenos Aires. Agencia PL. | 30 de Marzo de 2015 a las 16:25

Argentina denunció este lunes lo que considera un injustificado aumento del ya desmedido gasto militar británico en las Islas Malvinas lo cual enrarece aún más la atmósfera con este país y la región.

La denuncia está contenida en cartas que el canciller Héctor Timerman envió a la ONU, la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión de Naciones del Sur (Unasur) y otros organismos internacionales.

En la misiva el Gobierno afirma que Reino Unido esgrime de pretexto una supuesta e inverosímil amenaza argentina, "con el sólo objetivo de intentar justificar una presencia militar digna de una potencia colonial".

Recalca, a su vez, que "la preocupación de Argentina por la militarización británica del Atlántico Sur es compartida por la región en su conjunto y ha sido objeto del rechazo de múltiples foros internacionales".

Tal belicismo "genera una tensión innecesaria e injustificada en el Atlántico Sur, una zona caracterizada por su vocación pacifista y libre de armas nucleares", insiste la nota.

El gobierno argentino lamenta que pese a la obligación de ambas partes de hallar una solución a la disputa territorial mediante el diálogo, según instan más de 40 resoluciones internacionales, Londres "apuesta al armamentismo y al belicismo".

Hace una semana el ministro británico de Defensa, Michael Fallon, consideró ante el parlamento de su país a Argentina una inusual amenaza y solicitó 258 millones de dólares para aumentar la presencia militar en las Malvinas durante los próximos 10 años.

Ya en ese archipiélago del Atlántico Sur, cuya soberanía demanda Buenos Aires, las fuerzas británicas tienen un sustancial desplazamiento bélico que incluye misiles de mediano alcance, los cuales pueden golpear objetivos tan distantes como en Brasil y Venezuela.

"Muy por el contrario, la República Argentina sostiene que sólo el diálogo y la negociación, con apego al derecho internacional, deben primar para resolver las controversias internacionales y poner fin a esta situación colonial anacrónica que lleva más de 182 años", puntualiza el comunicado.

Asimismo, insta una vez al Reino Unido a sentarse a la mesa de negociaciones, tal como lo establece la Resolución 2065 aprobada hace 50 años por la ONU y reiterada por más de 40 resoluciones de su Asamblea General y el Comité Especial de Descolonización.

Además de las cartas a la ONU, la OEA y la Unasur, Timerman también dirigió una nota de denuncia al canciller uruguayo, en su carácter de presidente del Comité Permanente de la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur.

También al ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, cuyo país ejerce la presidencia rotativa de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Igualmente, al canciller de Brasil, país que preside durante este ejercicio el Mercosur y al representante Permanente de Sudáfrica ante las Naciones Unidas, en su carácter de Presidente del Grupo de los 77 y China.


Descarga la aplicación

en google play en google play