Escúchenos en línea

Investigadora cubana recuerda legado de Manuel Galich en el teatro

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 6 de Mayo de 2015 a las 09:30

La teatróloga cubana Vivian Martínez Tabares todavía se pregunta cómo a Manuel Galich le quedó tiempo para entregarse al teatro sí estuvo tan ocupado en disímiles proyectos políticos, universitarios y sociales.

"Galich (1913-1984) fue teatrista o teatrero porque no solo fue dramaturgo, también fue investigador y muy serio", comentó a Prensa Latina la directora de la revista Conjunto, fundada en 1964 en Casa de las Américas.

Martínez Tabares reconoció con modestia que no vino a Guatemala a bailar en casa del trompo, pues "el dramaturgo guatemalteco Víctor Hugo Cruz es un estudioso muy serio del teatro de Galich y no pretendo competir de ningún modo con él".

Galich fundó Conjunto, que el año pasado cumplió medio siglo y está considerada la revista de teatro latinoamericano más antigua y sistemática, pues nunca ha dejado de salir, indicó quien está al frente de la dirección de Teatro de la mencionada institución cultural.

Además, abundó, fue un hombre que generó eventos, impulsó el Festival de Teatro Latinoamericano, creado por la Casa de las Américas en 1961, editó mucho teatro, promovió -desde la revista- a dramaturgos de Latinoamérica y el Caribe.

Aunque no fue alumna de Galich en las aulas universitarias, la egresada del Instituto Superior de Arte dijo que se benefició de su magisterio porque "desde que era estudiante de teatrología, colaboré con críticas, artículos y entrevistas para Conjunto".

Cuando empecé a trabajar como especialista de teatro en el Ministerio de Cultura, precisó, con frecuencia consultaba al doctor Galich para temas relacionados con el teatro latinoamericano.

"Siempre encontré un hombre abierto, generoso, muy erudito, comprometido políticamente con las mejores causas y siempre dispuesto a dialogar, porque Galich era muy jovial, alegre, bromista y colaborador", apuntó.

En su opinión, toda la obra del maestro, diplomático, historiador, ensayista, periodista, dramaturgo e investigador teatral posee una coherencia extraordinaria.

Acotó que le gustaba la bohemia habanera y tenía amigos con los que se tomaba un ron, una cerveza y discutían temas humanos y divinos.

El director general de la Casa de las Américas, Roberto Fernández Retamar, recordó en un hermoso texto cómo Roque Dalton, Galich, él y otros intelectuales vieron muchos amaneceres en el malecón habanero. "Saber eso humaniza mucho la figura, era un hombre grueso, bonachón, hay que recordarlo siempre con una sonrisa, él trasmitía siempre simpatía, generosidad".

Martínez Tabares es una de las conferencistas en las actividades gratuitas organizadas a propósito de la Primera Semana Académica Cubano-Guatemalteca dedicada a Manuel Galich, que se celebrará en esta capital hasta el próximo viernes.


Descarga la aplicación

en google play en google play