Escúchenos en línea

Muere policía y envían militares a zona de conflicto en Perú

Lima. PL. | 9 de Mayo de 2015 a las 12:55

La muerte de un policía elevó este sábado a tres la cuenta de víctimas del conflicto en torno al proyecto minero Tía María, en la sureña región de Arequipa, mientras el gobierno anunció el envío de fuerzas militares a la zona.

Previamente, el Ejecutivo pidió la detención judicial del dirigente de la huelga del valle del Tambo, que mañana cumplirá siete semanas, José Julio Gutiérrez, por una grabación, cuya autenticidad niega, en el que pide a un intermediario dinero a cambio de detener el paro.

El policía Enrique Vásquez, de 55 años, murió esta madrugada en un hospital de la ciudad de Arequipa, capital regional, por las heridas sufridas en un ataque de manifestantes en el puerto de Mollendo, en la provincia arequipeña de Islay, donde se encuentra el valle del Tambo.

En las semanas previas, murieron dos manifestantes, uno víctima de una bala de fusil disparada por la policía y el otro, según versión oficial, por un perdigón de plomo que no usan los uniformados, aunque los huelguistas culpan a la policía.

Además, un policía se encuentra grave y en ese contexto el ministro de Justicia, Gustavo Adrianzén, anunció que las fuerzas armadas respaldarán a la policía en el control del orden en Islay, ante la violencia registrada, según dijo.

Indicó que los militares colaborarán con la policía y vigilarán el libre tránsito y la seguridad de instalaciones estratégicas y vías de comunicación, mientras la policía seguirá cumpliendo la tarea encargada, principalmente de despeje de bloqueos de carreteras.

Precisó que el uso de tropas fue dispuesto en un decreto de

los ministerios del Interior y Defensa y tendrá una vigencia de 30 días, sin que signifique el estado de emergencia, bajo el cual se suspenden derechos fundamentales.

Previamente, la gobernadora de la región de Arequipa, Yamila Osorio, propuso suspender el proyecto hasta que haya condiciones para el diálogo y desaconsejó dictar el estado de emergencia, porque empeoraría la situación y podría causar más muertes.

Adrianzén coincidió con el ministro del Interior, José Luis Pérez, en lamentar la muerte del policía y en calificar duramente al dirigente Gutiérrez, a quien llamaron corrupto, criminal y delincuente y quien niega que la del audio sea su voz.


Descarga la aplicación

en google play en google play