Escúchenos en línea

Congresista colombiano insta a iniciar diálogos formales Gobierno-ELN

Bogotá. PL. | 17 de Mayo de 2015 a las 13:14

El senador colombiano Iván Cepeda instó al Gobierno y al insurgente Ejército de Liberación Nacional (ELN) a iniciar cuanto antes diálogos formales con el propósito de poner fin de manera total al conflicto armado.

Hemos sido enfáticos al señalar la importancia de que comiencen ya tales conversaciones, resulta inconveniente esa distancia entre el punto de avance logrado en el proceso pacificador con las FARC-EP y el hecho de que todavía continúe en fase exploratoria el acercamiento del Ejecutivo con el ELN, manifestó el congresista en declaraciones a Prensa Latina.

Equipos gubernamentales y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), platican en La Habana desde 2012 para hallar una salida concertada a más de medio siglo de confrontación bélica.

Luego de alcanzar acuerdos parciales en temas como reforma rural integral, participación política y drogas ilícitas, ambas partes beligerantes discuten ahora los asuntos más polémicos como justicia transicional, la cual prevé definición de penas para los máximos responsables de crímenes de lesa humanidad o graves violaciones a los derechos humanos.

Las opiniones discordantes en torno a esa cuestión traspasan los límites de la mesa de concertación en Cuba, pues voces a lo interno del país reclaman cárcel para los líderes de la insurgencia, mientras ese movimiento guerrillero proclama su derecho a la rebelión.

No obstante lo espinoso de los debates, las dos delegaciones pactaron recientemente iniciar un programa de desminado humanitario en el territorio nacional con el objetivo de aliviar a la población civil y reducir la intensidad de la conflagración.

Se trata de la primera medida que ejecutarán de manera conjunta en Colombia para disminuir el impacto del ambiente de enfrentamiento y hostilidades.

En tanto, la opción de comenzar conversaciones con el ELN parece aún lejana, a pesar de los pronunciamientos de su jefe máximo, Nicolás Rodríguez, y del presidente Juan Manuel Santos, quienes en distintos momentos y escenarios expresaron su voluntad para dialogar.

Al referirse a cuestionamientos de sectores de la oposición debido a la eventual presencia en La Habana del comandante de las FARC-EP Timoleón Jiménez, Cepeda consideró que se trata de intentos para dañar a la nación y atentar contra los esfuerzos a favor de la distensión.

Sería absurdo pensar que el principal dirigente de esa agrupación no esté involucrado en los ciclos pacificadores, creo que ésa es una situación perfectamente previsible y necesaria, es más, hay que saludar que así sea, que esté lo más implicado posible en las pláticas, subrayó.

Según el parlamentario, a los enemigos de la paz no les gusta nada de lo que acontece alrededor del proceso negociador.

Lo que quieren -dijo- es perpetuar la guerra interna, única en el continente, y perjudicar las gestiones para encontrar una solución civilizada al conflicto.

Datos oficiales revelan que más de 230 mil ciudadanos han fallecido como resultado de la confrontación.

En semanas previas ocurrió una reunión entre Jiménez y Rodríguez en la isla, la cual según Santos tuvo como propósito buscar un final integral a la guerra.

Un pacto de paz sería incompleto sin el ELN, opinó Cepeda en diálogo con Prensa Latina.


Descarga la aplicación

en google play en google play