Escúchenos en línea

Raúl se reúne con altos funcionarios franceses

París. Agencias. | 2 de Febrero de 2016 a las 10:55

El presidente cubano Raúl Castro mantuvo el martes una serie de reuniones con altos funcionarios franceses en el segundo día de una visita estatal a Francia destinada a promover los lazos comerciales entre ambas naciones.

El programa de Castro en París durante la jornada incluye reuniones con la directora de Unesco Irina Bokova, el primer ministro francés Manuel Valls y la alcaldesa de París Anne Hidalgo. También visitará el Musée de l'Homme, un museo que exhibe la evolución humana.

La delegación cubana también participó en un foro comercial con compañías francesas a medida que la economía de la isla se va abriendo.

El lunes, el presidente francés François Hollande instó a Estados Unidos a levantar su embargo económico a Cuba.

El ministro cubano de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, afirmó que su país diversificará sus relaciones comerciales para no depender únicamente de Estados Unidos cuando se levante el embargo y dio a Francia garantías sobre sus empresas.

"Les puedo asegurar que está muy lejos de nuestra intención que los empresarios [estadunidenses] desplacen a los empresarios de los otros países que han estado durante todo este tiempo trabajando con nosotros con éxito", dijo el ministro en una conferencia organizada en la sede del Medef, la principal organización empresarial francesa.

Precisó que con esa afirmación respondía a inquietudes manifestadas recientemente por ciertos grupos industriales franceses.

"Lógicamente, no vamos a bloquear a los empresarios de Estados Unidos, también serán bienvenidos", pero tenemos "una fuerte vocación de diversificación de nuestras relaciones económicas".

"No queremos volver a depender de un solo mercado en el futuro", dijo el ministro, como fue el caso en la historia de Cuba con Estados Unidos después de la independencia y de la URSS después de la revolución, Malmierca acompaña al presidente Raúl Castro en su visita de Estado a Francia.

Por su parte el vicepresidente cubano Ricardo Cabrisas insistió en el desarrollo del turismo en Cuba, que recibió el año pasado a tres millones y medio de turistas, una cifra que podría doblarse el día en que los ciudadanos estadunidenses puedan viajar libremente a la isla.

Las autoridades cubanas se esforzaron también en asegurar a las empresas francesas que el gobierno hará esfuerzos para facilitar los acuerdos con empresas locales.

"Queremos separar al estado de la dirección empresarial. Nuestros empresarios se acostumbraron por mucho tiempo a recibir indicaciones, a no tomar decisiones, a esperar que de arriba venga la orientación". Eso ya no es así, ahora "tienen que ser capaces de reaccionar", dijo Malmierca.

Varias grandes empresas franceses están presentes en Cuba, como Pernod-Ricard, que produce el ron Havana Club, Alcatel-Lucent en el sector de las telecomunicaciones o Total y Alstom en el sector de la energía.


Descarga la aplicación

en google play en google play