Escúchenos en línea

Bertaccini, una luchadora por la paz inolvidable

Buenos Aires. Agencia PL. | 12 de Febrero de 2016 a las 10:27

Con su desaparición, América latina perdió a una de las más brillantes estudiosas de la expansión de las bases militares que Estados Unidos tiene actualemente en nuestro continente, escribió el politólogo argentino Atilio Borón sobre Rina Bertaccini.

En una nota que destaca en su página personal en Internet para resaltar la figura y obra por la paz de la activista argentina, Borón recuerda que fue ingeniera de origen, socióloga e historiadora de vocación.

Rina Bertaccini fue durante toda su vida una destacada militante y dirigente del Partido Comunista Argentino.

También una de las fundadoras del Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad entre los Pueblos, que aglutinó a investigadores de toda América latina y el Caribe especializado en el estudio de la penetración militar norteamericana en la región.

Sus investigaciones se caracterizaron por la rigurosidad, en un tema donde muy a menudo el fervor antimperialista hacía que muchos vieran bases militares estadounidenses allí donde no las había.

Rina, como simplemente la llamaban, reunía en cambio metódica y pacientemente la evidencia y cuando afirmaba que en tal lugar, en un país dado, se había instalado una base militar, los investigadores sabían que su existencia era real y comprobable, resalta Borón.

El investigador jefe del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales del Centro Cultural de la Cooperación añade que la preocupación intelectual y política de Rina trascendía con creces el tema de los enclaves bélicos de Washington.

Lo demuestran -puntualiza- los innumerables artículos publicados tanto en Argentina como en el exterior sobre cuestiones tales como las Malvinas y el Atlántico Sur, la expansión global de la OTAN, las misiones de entrenamiento y ejercicios conjuntos de las fuerzas armadas del continente con las de Estados Unidos.

También abordó el Plan Colombia y la lucha por paz con justicia en ese país y el colonialismo cultural y sus consecuencias militares, entre tantos otros que suscitaron el interés de un intelecto permanentemente abierto y en guardia, presto a descubrir las novedades y eternamente inconforme con el saber establecido, afirmó el politólogo.

Con su muerte se nos va una luchadora incansable y un talento analítico y organizativo excepcional. Pero las semillas que sembró ya comenzaron a dar sus frutos y hay toda una nueva generación que ha recogido su herencia, asevera Borón en su nota.


Descarga la aplicación

en google play en google play