Escúchenos en línea

Toman auge las campañas electorales dominicanas

Santo Domingo. Por Rolando de la Ribera*/PL | 25 de Febrero de 2016 a las 12:36

Las campañas de los candidatos presidenciales dominicanos cobran fuerza en esta etapa del año, a medida que se acerca la fecha de las elecciones fijadas para el 15 de mayo próximo. El fin de semana último hubo marchas, caravanas y actos públicos, y el principal protagonista fue Danilo Medina, aspirante a reelección por el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Medina, acompañado de sus aliados, encabezó el sábado en la norteña región del Cibao la "Caravana de la Unidad, la Paz y la Esperanza".

A bordo de un vehículo descapotado recorrió Santiago de los Caballeros, Moca y Bonao, y al día siguiente visitó varias ciudades de las provincias Hermanas Mirabal y Sánchez Ramírez.

El domingo, en un acto masivo en el estadio Olímpico, el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) proclamó a Medina como su candidato presidencial para las elecciones del 2016.

Medina, que va por un segundo mandato, ya fue proclamado antes candidato presidencial por las organizaciones aglutinadas en el Bloque Progresista liderado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

La alianza entre el PLD y el PRD es un suceso histórico que puso fin a 43 años de antagonismo entre ambas organizaciones políticas, consideradas las principales del país.

El PRD fue fundado en 1939 por Juan Bosch (1909-2001) durante su exilio en Cuba y 34 años después, en medio de una crisis interna, ese líder lo abandonó y creó en 1973 el PLD, que desde el 2004 está en el poder.

El contrapunteo entre ambas fuerzas fue alentado en los primeros años por las beligerancias entre Bosch y José Francisco Peña Gómez (1937-1998), quien heredó la dirección del llamado partido blanco.

Pero el actual líder de los perredeístas, Miguel Vargas Maldonado, negoció con el PLD y ha proclamado la necesidad de un gobierno de unidad nacional, compartiendo los principios programáticos de Medina.

En la actividad, el PRD aseguró que Medina ejecuta el gobierno soñado por Bosch y también por Peña Gómez y por eso lo proclama como su candidato presidencial.

En su discurso, Vargas dijo reafirmar el compromiso que asumió con el país de promover el gobierno compartido de unidad nacional que nacerá el 15 de mayo con "la abrumadora victoria del presidente Medina".

De su lado, Medina dijo que ese gobierno de unidad nacional permitirá que los dominicanos sigan disfrutando de ejecutorias a favor de la gente, como lo ha venido haciendo su administración hasta ahora.

LA OPOSICION

En tanto su principal contendiente, Luis Abinader, candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), acompañado de aliados, recorrió el fin de semana último San Cristóbal, Bonao, Santo Domingo Este y el Distrito Nacional.

Abinader fue muy incisivo la semana última criticando al gobierno de Medina en diversas actividades y especialmente atacó los gastos de la administración basándose en datos que dijo eran de Hacienda.

En conferencia de prensa opinó que el gobierno dominicano gasta de manera "caprichosa e insensible" el dinero de los contribuyentes y privilegia el despilfarro del gasto público, en detrimento de las necesidades básicas.

Sus acusaciones fueron respondidas por el ministro de Hacienda, Simón Lizardo, quien dijo que Abinader miente, muestra ignorancia en el tema del presupuesto y manipula al decir que recursos públicos se usan en campaña.

El candidato presidencial de la opositora Alianza País, Guillermo Moreno, también denunció que continúa el uso ilegal de los recursos públicos en la campaña reeleccionista del presidente Medina y del PLD.

Al encabezar la Convención Nacional Eleccionaria de su partido, Moreno aseguró que el proyecto de la reelección se promueve mediante el uso de prácticas violatorias de la Constitución y de las leyes.

Señaló que en los actos Medina usa vehículos del Estado; consume combustible de instituciones; moviliza empleados públicos en horario de trabajo y convierte despachos en comités de campaña.

Esas acusaciones se suceden a pesar de que Medina prohibió a los funcionarios del gobierno y el partido cualquier uso de medios oficiales en la campaña y él mismo emplea un auto particular en ocasiones.

La prensa local insiste en que a sólo una semana de vencer el plazo para sellar alianzas partidistas ante la Junta Central Electoral, parece remota la posibilidad de que la oposición se unifique en un sólo bloque.

Según analistas esa dispersión de las fuerzas opositoras beneficia la reelección del presidente Medina que aparece como puntero en todas las encuestas.

Surgido de las luchas internas en el PRD, un importante grupo de perredeístas se reunieron en torno al ex presidente Hipólito Mejía y Abinader para conformar el PRM.

Esa fuerza ha logrado el apoyo del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC, otrora aliado del PLD), del izquierdista Frente Amplio y de otros partidos minoritarios que conforman la Convergencia por un mejor país.

Paralelamente marchan el Partido Alianza País y la Alianza Electoral para el Cambio Democrático, que presenta como candidato presidencial a Moreno.

De forma independiente también van la Alianza por la Democracia (APD) y Opción Democrática, que llevan como aspirante a la legisladora Minou Tavárez.

Pero esas fuerzas, que han ganado cierto apoyo y calculan que puede haber segunda vuelta, han descartado aliarse con Abinader por el pacto que firmó con los reformistas, representantes del pasado balaguerista.

También ha pactado en instancias con los conocidos PRD, PLD y PRSC, el Partido Quisqueyano Demócrata (PQD), aunque tiene como candidato presidencial a Elías Wessin Chávez, hijo del extinto general golpista Elías Wessin y Wessin.

Las encuestas perfilan una polarización de la intención de voto que favorece a Medina (en más del 50 por ciento) y Abinader (con 12 puntos menos), y de mantenerse esa coyuntura anularía a los demás competidores.

LA IZQUIERDA

Un hecho curioso es que el vocero nacional del Movimiento Popular Dominicano (MPD), Higinio Báez, llamara a los partidos de izquierda a luchar por el poder en las próximas elecciones.

Dijo que ha sido una característica de la izquierda dominicana durante años dar prioridad a la batalla ideológica sin preocuparse de luchar por el poder y ahora debe hacerlo.

El llamado de Báez fue formulado en un panel sobre la Presencia y Participación del MPD en la Historia Dominicana, al cumplirse el 20 de febrero el aniversario 60 de la fundación de la organización, en La Habana.

El profesor Báez destacó que después del 15 de mayo en el país se producirá una gran recomposición de fuerzas, en la que las alternativas tendrán una función política extraordinaria que cumplir.

Reconoció que estratégicamente es más justo que las fuerzas alternativas y los revolucionarios se junten, pero ese camino "puede llevar cuarenta años", observó.

"Propugnamos derrotar al oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en las próximas elecciones, porque si pasa del 16 de mayo, no se sabe cuántos años más se mantendrá en el poder", dijo Báez.

El llamado del MPD ocurrió ante representantes del Frente Amplio, el Partido Comunista del Trabajo (PCT), el Movimiento Patria para Todos (MPT), Movimiento Rebelde (MR), Alianza País, Fuerza de la Revolución, Camina RD y la Juventud Duartiana.

También la Conferencia del Episcopado Dominicano parece estar en campaña electoral, porque emitió un texto sobre los criterios y actitudes que deben asumir los electores para votar.

En tanto las organizaciones evangélicas insisten en los templos que los electores voten por los candidatos que promuevan los valores del respeto a la vida (contra el aborto), la familia, el matrimonio y la identidad cristiana de la nación.

* Corresponsal de Prensa Latina en República Dominicana.


Descarga la aplicación

en google play en google play