Escúchenos en línea

Se mantiene postura de docentes paraguayos de ir a huelga

Asunción. Agencia PL. | 3 de Febrero de 2017 a las 09:37

El inicio del curso en las escuelas públicas paraguayas sigue este viernes comprometido, pues persiste el desacuerdo en cuanto al reajuste salarial a los docentes y estos mantienen su postura del paro de labores.

Infructuosa fue la más reciente reunión este jueves para negociar el asunto entre representantes de los gremios de los profesores y el titular del Ministerio de Educación y Cultura, Enrique Riera.

Como vocero de los maestros, el presidente de la Federación de Educadores del Paraguay, Silvio Piris, dijo que no aceptaron la propuesta ofrecida por Riera pues lo pedido por ellos es firmar un acuerdo como aprobación de lo ya otorgado al sector.

Piris se refirió así al alza de sueldos contemplada en el Presupuesto General de la Nación 2017 dispuesto por el Senado pero después vetado por el presidente Horacio Cartes.

La acción ejecutiva hizo que quedara vigente el mismo plan de gastos de 2016, lo cual descarta aquel incremento salarial incluido por los legisladores.

Es necesaria voluntad política para resolver el conflicto, comentó el dirigente gremial, es decir, no ir a la huelga e iniciar el periodo lectivo el próximo día 23 como está programado para el curso hasta el 30 de noviembre.

El ministro, quien solicitó tiempo para consultar con el mandatario el mejoramiento de la oferta, reiteró la posición de esa cartera y la de Hacienda de elevar los sueldos en 7,7 por ciento desde marzo.

Sin embargo, esa propuesta es para los maestros con una categoría acorde a quienes cobran menos del salario mínimo vigente en el área privada.

Piris aseguró que están dispuestos a aceptar ese monto, pero solo si el ministro firma un compromiso de solicitar otro aumento del 7,3 por ciento en el transcurso del año, con lo cual se llegaría de manera fraccionada al 15 solicitado por ellos.

Así, esperan no ser convocados a otro encuentro si la propuesta sigue siendo la misma y mantienen la intención de realizar el paro anunciado.

No obstante, ese sería por dos días, 23 y 24 de febrero, tras lo cual analizarán los siguientes pasos si para entonces no hay una respuesta favorable al reclamo, según el secretario general de la Unión Nacional de Educadores, Eladio Benítez.

A esa conclusión llegaron dirigentes de las dos agrupaciones mencionadas y de la Organización de Trabajadores de la Educación y el Sindicato Nacional de Directores (de escuelas), reunidos después para unificar criterios.

En el encuentro de ayer con los gremialistas, el ministro recordó cómo el alza fijada en el presupuesto, posteriormente vetado, establecía fuera desde julio, por lo cual no ve razón alguna para detener las clases y poder seguir negociando.

La cartera del sector presenta pocas posibilidades de solución desde el punto de vista financiero, al no tener contemplado en su plan de gastos lo necesario para aplicar el incremento a los docentes.

Cualquier escenario que se pueda manejar en el ámbito económico dependerá fundamentalmente del Ministerio de Hacienda.


Descarga la aplicación

en google play en google play