Escúchenos en línea

Diputado explica retiro de partido uruguayo de la Internacional Socialista

Montevideo. Agencia PL. | 7 de Marzo de 2017 a las 11:32

El diputado Gonzalo Civila explicó las razones por la que el Partido Socialista de Uruguay decidió apartarse de la Internacional Socialista (IS) y fijar postura como fuerza política autónoma, antiimperialista, solidaria, fraterna y con vocación latinoamericanista.

Una de los principales argumentos vertidos por el legislador del Frente Amplio para la desafiliación fue ver como esa organización recibió con bombos y platillos a (Mauricio) Macri, presidente de Argentina, y celebrar su triunfo 'nos hizo ruido', señaló en declaraciones que publican este martes medios de prensa locales.

La semana pasada esta fuerza política uruguaya emitió un comunicado, enviado al XXV Congreso de la IS que sesionaba en Colombia, en el cual expresó que la conducción de esa institución en la actualidad 'no está a la altura de su historia y por tanto no nos sentimos representados por ésta'.

También explicó Civila que la reelección del griego Yorgos Papandréu al frente del organismo determinó la salida de la Internacional Socialista y apuntó que 'él participa de un partido que ni siquiera está afiliado a la paternal'.

El legislador uruguayo señaló que otro de los motivos fue tener que 'compartir mesa con algunos sectores de la oposición venezolana', quienes, dijo, han manifestado algunas conductas 'bastante poco democráticas a nuestro entender'.

Al referirse al comunicado de la IS en el que se saluda la liberación de Manuel Rosales, el diputado dijo no compartir la idea de que en Venezuela haya presos políticos, sino que son 'políticos presos como se dice'.

Reconoció que pese a las dificultades por las que atraviesa ese país, allí 'hay un proceso democrático'.

El comunicado del Partido Socialista explicó que desde el 2008 se ha venido planteando con fuerza la necesidad de una reforma de la IS como establecer períodos de dirección más cortos, transparencia y equilibrio entre las regiones y de géneros en los organismos de conducción.

De igual manera, demandó mejorar la comunicación interna y externa, fortalecer el vínculo con sus organizaciones fraternas y limitar los mandatos, entre otros reclamos.

El texto indicó que en 2011 el impulso reformista pareció tomar un nuevo ímpetu, pero nueve años después de las primeras propuestas, 'nada ha cambiado en la Internacional Socialista'.

Subrayó que la incorporación de nuevas organizaciones 'diluyó al máximo su identidad socialista', al asumir, inclusive, posturas 'cada vez más lejanas a perspectivas de izquierda'.

La fuerza política reconoció el valor histórico y simbólico de la IS y ratificó la voluntad de priorizar los vínculos con las fuerzas hermanas de América Latina, y a su vez, practicar el internacionalismo socialista, en ambos casos con un sentido de amplitud y diversidad.

Esa organización, opinó, debe ser un movimiento global fuerte y plasmar en su funcionamiento interno los principios sobre los cuales se funda: democracia, solidaridad, libertad e igualdad.


Descarga la aplicación

en google play en google play