Escúchenos en línea

Consideran que debilidad de presidente peruano podría derivar en renuncia

Lima. Agencia PL | 16 de Enero de 2018 a las 12:59

Un pedido de que el presidente Pedro Pablo Kuczynski sea alejado del poder se sumó este martes a un pronóstico sobre una virtual renuncia por lo que consideran aquí su extrema debilidad política, entre otros factores.

El analista e historiador Nelson Manrique opinó que el mandatario no es hoy una víctima de un complot derechista para destituirlo sumariamente, como ocurrió el 21 de diciembre, cuando se salvó de ser destituido por la abstención de una fracción fujimorista, y tres días después indultó al expresidente Alberto Fujimori.

Tras recordar que con esa decisión el gobernante violó el compromiso electoral de no liberar a Fujimori, Manrique lo calificó de 'un traidor y mentiroso que ha liberado a un asesino y ladrón'.

'Así, la lucha por la anulación de ese indulto infame es perfectamente coherente con la legitima exigencia de que su artífice sea echado del poder', añadió el politólogo.

El analista Augusto Álvarez declaró que Kuczynski está muy debilitado, según múltiples opiniones por el rechazo creciente al indulto dado a cambio, según percepción general, de que una fracción fujimorista lo salvó de ser destituido.

'Uno nunca quiere hacer proyecciones, pero creo que en julio el presidente será Martín Vizcarra', adelantó el analista en referencia al primer vicepresidente de la República, cuya viabilidad considera posible como gobernante hasta completar el mandato, en 2021.

Aunque el mandatario insistió ayer en que la libertad de Fujimori no fue producto de una negociación, sino de un informe médico -también cuestionado-, es casi unánime que medió un acuerdo explícito o tácito.

Consideró Álvarez que el jefe de Estado, cuya gestión comenzó en julio de 2016, está debilitado y cada vez más alejado de la realidad, a lo que se suma el hecho que el caso Odebrecht lo golpeará hasta un nivel que lo hará indefendible.

Kuczynski estuvo a punto de ser revocado por 'incapacidad moral permanente', tras revelarse que empresas a las que está vinculado dieron servicios rentados a la citada empresa brasileña bajo el gobierno de Alejandro Toledo (2001-06).

El actual mandatario fue primer ministro y titular de economía de Toledo, quien está prófugo en Estados Unidos por cobrar una coima de 20 millones de dólares por un contrato de construcción de una obra vial, en cuyo procesamiento tuvo que ver Kuczynski.

Álvarez recordó que el presidente no fue absuelto por el parlamento y solo evitó la vacancia porque las acusaciones en su contra requerían una investigación más profunda y no su destitución fulminante.

Por su parte, el ex primer ministro y parlamentario opositor moderado César Villanueva dijo que es seguro que el mandatario no terminará su mandato y lo exhortó a renunciar ahora por un mínimo de generosidad con el país, pues la crítica situación política deteriora la económica.

Más drástico aún, el congresista Héctor Becerril, de la mayoritaria bancada del partido fujimorista Fuerza Popular (FP), sostuvo que Kuczynski quedó descalificado por graves indicios de corrupción y, además carece de liderazgo, al extremo que es un presidente 'inexistente'.

También rechazó, al igual que otros dirigentes de FP, el llamado a detener 'el ruido político' en aras de la gobernabilidad, lanzado por su colega de bancada Kenji Fujimori.

Se trata de la líder de la fracción que salvó a Kuczynski de la destitución y protagonista de una abierta pugna con su hermana Keiko, agudizada por el presumible acuerdo que hizo posible el indulto al padre de ambos.


Descarga la aplicación

en google play en google play