Escúchenos en línea

Chile refuerza medidas para combatir obesidad

Santiago de Chile. Agencia PL | 28 de Junio de 2018 a las 13:03

Chile es uno de los pocos países del mundo que posee una Ley de Etiquetado, según la cual la industria de alimentos está obligada a advertir a los consumidores de datos esenciales para la salud.

Pero aún así, no bastan los sellitos color negro que aparecen en alimentos y bebidas para alertar si los productos a la venta son altos en azúcares, sodio, calorías y grasas saturadas. La ley vigente desde hace dos años entra en una segunda fase.

Estudios realizados por el Ministerio de Salud señalan que los chilenos son dados al consumo excesivo de harinas, gaseosas, dulces y helados con elevado nivel de azúcar, además de la denominada comida chatarra.

El 64 por ciento de la población en Chile tiene sobrepeso, apenas por debajo de Argentina y distante de todas formas del líder mundial de lo que se puede llamar como padecimiento, Estados Unidos.

Para evitar que el asunto escale todavía más, en una nación donde empiezan a ser notorios niños y adolescentes con tendencia a la obesidad, el segundo capítulo de la Ley de Etiquetado se aplica a partir ahora.

Contempla límites permisibles en los productos en una detallada tabla que hace reducir las calorías de 350 a 300; el sodio, de 800mg a 500mg; los azúcares, de 22,5g a 15g; y las grasas saturadas, de 6g a 5g.

En caso de que una empresa fabricante decidiera de todas maneras exceder esas cifras, los productos estarán obligados a mostrar la advertencia correspondiente con un sello negro adicional.

El autor de la iniciativa es el senador y médico del partido Por la Democracia, Guido Girardi, quien se mostró satisfecho por los avances experimentados si bien los resultados están por verse.

De acuerdo con análisis preliminares, la reacción del consumir ante los sellos negros de advertencia es de tomarlos en cuenta. Sin embargo, por diversas razones, mucha gente se salta el aviso y sigue con el mismo nivel de consumo.

La publicidad de bebidas refrescantes, por ejemplo, es demasiado intensa y creativa, y deja poco margen a la Ley de Etiquetado.

El ministro de Salud, Emilio Santelices, comentó que la legislación debe conducir a tomar mayor conciencia en una dura batalla contra la obesidad cuyas consecuencias son notorias en enfermedades crónicas.

Si bien está llamada a ganar la cruzada en el mediano y largo plazos, la ley se enfrenta también a los subterfugios de las empresas productoras que trata de esquivar el etiquetado y muchas se rehúsan a mejorar la calidad en términos saludables.


Descarga la aplicación

en google play en google play