Escúchenos en línea

A punto de arrancar nueva búsqueda del submarino argentino

Buenos Aires. Agencia PL. | 2 de Septiembre de 2018 a las 11:03

A casi 10 meses de su desaparición en aguas del Atlántico, los familiares de los 44 tripulantes que viajaban en el submarino argentino ARA San Juan ponen su esperanza este domingo en la nueva búsqueda que se emprenderá en los próximos días.

Falta ya muy poco para que cuatro familiares de los oficiales que viajaban en el sumergible, -un padre y tres hermanos-, partan como veedores a bordo del buque Seabed Constructos, de la empresa estadounidense Ocean Infinity, que tocará puerto la semana entrante en la localidad de Comodoro Rivadavia, en la provincia de Chubut.

Desde allí partirá con destino a la zona de búsqueda delimitada y en el viaje estarán el padre del oficial Alejandro Damian, Luis Tagliapietra, uno de los que ha dado dura lucha por saber que sucedió ese 15 de noviembre de 2017, cuando el ARA San Juan regresaba a su apostadero en Mar del Plata desde la distante Ushuaia.

Junto a el también estarán Silvina Krawczyk, la hermana de Eliana Krawczyk, la única submarinista que viajaba en el sumergible y la primera mujer en toda América Latina en ejercer esa profesión, José Luis Castillo (hermano de Enrique Castillo) y Fernando Arjona (hermano de Alberto Arjona).

Con el corazón en el pecho, estos familiares supervisarán y controlarán la búsqueda del submarino y desde hace días entrenan fuertemente en el rompehielos Almirante Irízar.

Tagliapietra ha subido fotos a internet donde se le ve utilizando trajes especializados junto a los otros familiares mientras cientos de personas le desean suerte y le mandan abrazos y su solidaridad.

La búsqueda será compleja, han pasado largos meses, con climas complicados, pero los familiares van con fe y esperanza de poder encontrar a la mole de hierro.

El tiempo mínimo operativo de búsqueda será de 60 días y desde la Armada aclararon que 'no se han impuesto a la empresa restricciones en cuanto al límite del área de búsqueda'.

La empresa norteamericana, que también estuvo rastreando sin éxito al avión de Malaysia Airlines que desapareció en 2014 sobre el Océano Índico, tiene vehículos autónomos sumergibles que pueden operar a seis mil metros de profundidad recolectando datos de alta resolución.

La mole de hierro sumergible, fabricada en Alemania y que prestaba servicio a la Armada desde 1985, será buscada ahora por el Seabed, considerado el buque civil más avanzado del mundo.

El navío cuenta con ocho drones subacuáticos, ocho submarinos sin tripulación y una velocidad de exploración de mil 200 kilómetros por día.

De acuerdo con el ministerio de Defensa, Ocean Infinity -que cuenta con alta tecnología- cobrará por sus servicios solamente si encuentra al ARA San Juan.


Descarga la aplicación

en google play en google play