Escúchenos en línea

Superpoblación de presos castiga al sistema penitenciario paraguayo

Asunción. Prensa Latina | 18 de Junio de 2019 a las 17:55

La entrada a las cárceles paraguayas de mil 100 presos anuales y una superpoblación superior a los siete mil reos, en su inmensa mayoría en condiciones de hacinamiento, matizan este martes el panorama del sistema penitenciario.

Advertido sobre las condiciones precarias en las que viven los reclusos y sobre lo que esa superpoblación genera, el Gobierno, pese a sus intentos, no puede frenar la avalancha de condenados debido a la alta gama delictiva que predomina en la sociedad paraguaya, regida por el narcotráfico y el crimen organizado.

Para el presidente de turno del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP), Dante Leguizamón, el problema sale del marco permitido para convertirse en un verdadero dolor de cabeza viral para el Estado.

Detalló que en todas las cárceles del país hay pabellones para personas pobres que no tienen qué comer, entonces se unen a los grupos delictivos para poder tener 'comidas nutritivas o alguien que les resguarde la seguridad dentro de los penales'.

Hizo hincapié en la falta de acceso a derechos primordiales como salud y tener una cama.

'Un lugar seguro para dormir, trabajar y estudiar es mucho más lejano debido a la cantidad de personas y un importantísimo grado de corrupción para el uso del espacio', expresó.

'Todo eso sumado a la ausencia de un mínimo de condiciones para dormir, hacen que el hastío sea tal que causa hechos como los del recinto penitenciario de San Pedro del Ycuamandiyú, donde murieron 10 presos el último domingo', señalo.

Reclusos de esa cárcel, pertenecientes a la asociación criminal brasileña Primer Comando da Capital (PCC) atacaron con pistolas y cuchillos a otros presos miembros del grupo liderado por Armando Rotela.

El ministro de Inteligencia, Esteban Aquino, destacó que desde que el presidente Mario Abdo asumió la presidencia, el Consejo Nacional de Seguridad ya manejaba el rol del PCC dentro de las cárceles del país.

Manifestó que 'la seguridad penitenciaria' corresponde al Ministerio de Justicia.

Indicó que el PCC 'es un tema de debate e intercambio fluido con las agencias de inteligencia y la policía brasileñas', las informaciones recibidas por el mandatario Abdo Benítez están relacionadas al reclutamiento de personas por parte del PCC dentro de las cárceles y la falta de seguridad en éstas' acotó.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor dijo que no cuenta con cárceles de alta seguridad para presos vinculados a grupos criminales elevada peligrosidad, que permita evitar el reclutamiento y situaciones como las vividas en San Pedro.

Afirmó que el área de seguridad requiere de mucha más inversión y agregó que el combate al crimen organizado que emprende el Gobierno es responsable del aumento de más presos por narcotráfico y delitos conexos y las cárceles del país no están preparados para ellos.

Indicó que se necesitan de cárceles de máxima seguridad que permita aislar a los criminales del PCC y de otras organizaciones del narcotráfico y el crimen organizado que operan en país.


Descarga la aplicación

en google play en google play