Escúchenos en línea

Brote de arenavirus está controlado, aseguran las autoridades bolivianas

La Paz. Prensa Latina | 8 de Julio de 2019 a las 15:47

El Ministerio de Salud de Bolivia mantiene actualmente bajo control sanitario el posible brote de arenavirus, detectado en el norte de esta ciudad, aseguró la titular de esa institución, Gabriela Montaño.

'Estamos haciendo todos los estudios y el seguimiento epidemiológico y no hemos encontrado nuevos casos (...) Eso nos da cierta tranquilidad de decir que fue un brote que está en una situación controlada', aseguró en una entrevista en el programa El pueblo es noticia, de Bolivia TV.

El Ministerio informó que se trataba de Arenavirus del Nuevo Mundo, 'un conjunto de virus que se transmite a través de un ratón de género Calomys, de tipo selvático'.

Del roedor selvático al ser humano se transmite mediante la inhalación o al ingerir excrementos infectados, mientras de persona a persona, se debe evitar el contacto con fluidos corporales, principalmente sangre, agrega la información.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, entre los síntomas del arenavirus se encuentran fiebre por encima de los 38 grados, dolores de cabeza, musculares, abdominal, trastornos gastrointestinales, diarreas, vómitos y disminución de glóbulos blancos y de plaquetas.

El 30 de junio, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, y los directores de varios hospitales de La Paz, descartaron una emergencia epidemiológica en este departamento, y determinaron activar un protocolo de seguridad para atender a dos médicos infectados por la enfermedad viral, desconocida en ese momento.

'Estamos tomando todas las previsiones de bioseguridad, la población debe estar tranquila, es una situación controlada', expresó la autoridad de Salud en esa ocasión.

Los sospechosos de contraer el mal del arenavirus fueron dados de alta, pero los médicos que atendieron a una internista, quien perdió la vida por ese virus, están con pronóstico reservado, explicó Montaño.

La ministra añadió que se mantienen las medidas de seguridad para el personal de salud encargado de atender a los pacientes.

Estamos hablando de medidas de bioseguridad nivel cuatro, como la utilización de guantes e indumentaria especial para el personal sanitario que atiende a los pacientes, una forma de evitar riesgo de contaminación, añadió.

El Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) y el Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) trabajaron de forma coordinada para tener un diagnóstico definitivo.


Descarga la aplicación

en google play en google play