Escúchenos en línea

Bacteria come carne en Florida cobra una nueva víctima

Washington. Agencias | 10 de Julio de 2019 a las 10:57

Un habitante de Florida (EE.UU.) afirma que se infectó con una bacteria come carne –potencialmente mortal– a pesar de que ni siquiera había tocado las aguas en que esta se reproduce.

Tyler King, propietario de un negocio de deportes acuáticos, estaba haciendo algunas rutinas de trabajo, la semana pasada, cuando notó que su bíceps izquierdo había comenzado a hincharse. Tomó un antialérgico, pero unas pocas horas después su brazo casi se había triplicado, por lo que tuvo que acudir a urgencias, según relató a través de Facebook.

Los médicos concluyeron que King estaba infectado de Vibrio Vulnificus, una bacteria que normalmente solo se encuentra en aguas cálidas y salobres. Sin embargo, él asegura que no tocó directamente el agua ese día, ni tampoco en los previos.

El hombre no sabe cómo llegó a infectarse, pero se considera afortunado, pues cree que, a la velocidad con la que se estaba extendiendo la bacteria, con "solo medio día o algo más" podría haber hecho "algunos cambios serios" en su cuerpo. King fue dado de alta del hospital tras recetársele cuatro medicamentos y dice que la inflamación ya bajó, pero que sigue con un dolor "bastante significativo" en el brazo.

La infección con una bacteria come carne puede producirse a través de un rasguño u otras heridas en la piel. Estos bacilos pueden provocar una 'fascitis necrosante', enfermedad de la que muere una de cada tres personas que la contraen, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.

El mes pasado, una mujer de 77 años falleció de 'fascitis necrosante' después de caer al agua y cortarse en una pierna en una playa de Florida.

A finales de junio, una menor de 12 años resultó infectada por una bacteria de este tipo en un balneario de ese mismo estado. Hasta el momento, la niña ha sido sometida a tres operaciones, y aunque se ha logrado controlar la infección, no se descarta que tenga que ingresar nuevamente al quirófano. Además, tendrá que someterse a un largo tratamiento y terapia física para poder caminar nuevamente.

En los últimos días se informó de dos nuevos casos en Florida: una mujer contrajo la bacteria en Casselberry, en el centro del estado, mientras que otra resultó infectada en una playa de Manasota Beach, en la costa oeste de Florida.


Descarga la aplicación

en google play en google play