Escúchenos en línea

Condenan a cadena perpetua al Chapo Guzmán

Washington. Agencias | 17 de Julio de 2019 a las 09:41

El legendario capo mexicano Joaquín “Chapo” Guzmán, que debe ser condenado este miércoles a cadena perpetua tras un histórico juicio en Estados Unidos, de niño subsistía vendiendo naranjas, caramelos y gaseosas. A los 54 años ingresó a la lista Forbes de multimillonarios y, en el trayecto, construyó su propio mito.

Tras dos fugas de película de cárceles mexicanas y tres capturas no menos espectaculares, el famoso narcotraficante fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017 y desde entonces ha estado en aislamiento presidiario casi total.

El gobierno estadounidense pidió que el “despiadado” capo sea condenado a cadena perpetua más 30 años de cárcel por traficar cientos de toneladas de drogas a Estados Unidos durante un cuarto de siglo.

“El Chapo” nació el 4 de abril de 1957 en el rancho La Tuna, del municipio de Badiraguato, en Sinaloa, una árida región del noroeste de México conocida en el mundo por su gran producción de marihuana, amapola y recientemente fentanilo.

En ese estado, afectado por la incesante violencia, la historia de Joaquín Guzmán Loera, quien sólo estudió hasta tercero de primaria, es inspiradora para los jóvenes, y se resume como la forma en que una persona pobre puede ser respetada y tener dinero.

“Recuerdo como mi madre hizo pan para mantener a la familia. Vendí naranjas, vendí refrescos, vendí caramelos. Mi madre era una gran trabajadora, trabajó mucho. Cultivamos maíz, frijoles. Me ocupé del ganado de mi abuela y cortaba madera”, dijo el capo en la famosa entrevista grabada para la revista Rolling Stone y Kate del Castillo Productions.

Guzmán tenía 15 años cuando entró al negocio de las drogas y tres años después partió a Culiacán, capital de Sinaloa, y de ahí a la segunda ciudad en importancia del país: Guadalajara, donde se unió al cártel de Miguel Angel Félix Gallardo, el primer zar mexicano de la cocaína.


Descarga la aplicación

en google play en google play