Escúchenos en línea

Terrorismo a debate en Chile tras atentado

Santiago de Chile. Prensa Latina | 26 de Julio de 2019 a las 17:55

El tema del terrorismo, la aprobación de una ley para combatirlo y la dudosa actuación de los organismos especializados ocupan actualmente la atención aquí tras los más recientes atentados ocurridos en esta capital.

La víspera, un paquete explosivo estalló en una comisaría de Carabineros en la comuna de Huechuraba, con saldo de ocho uniformados heridos, incluido un mayor, jefe de esa unidad.

Otra bomba con las mismas características fue interceptada en el elegante barrio de Las Condes antes de que detonara en las oficinas centrales de Cañenco, uno de los grupos empresariales más poderosos del país.

Tras el bombazo de la comisaría el presidente Sebastián Piñera visitó a los heridos en el hospital de Carabineros, y desde allí calificó ambos hechos como acciones terroristas y conminó al Senado a acabar de aprobar una ley antiterrorista presentada por el gobierno el año pasado.

El Mandatario subrayó que la lucha de su gobierno contra el terrorismo, el narcotráfico y la delincuencia es 'total y absoluta', que implica al Congreso, la Policía de Investigaciones, la Fiscalía, al Poder Judicial y al Gobierno, y que quienes atentaron contra los carabineros no van a quedar impunes.

Este viernes, en visita a la comisaría donde sucedió el atentado el mandatario reiteró el llamado para que el Senado apruebe el proyecto de ley, porque -dijo- para combatir el terrorismo se necesitan más herramientas y esas las daría la mencionada legislación.

Asimismo enalteció la labor de carabineros para combatir el terrorismo, mientras que en la prensa y entre especialistas y políticos se multiplican las dudas sobre la capacidad de los organismos de inteligencia para enfrentar el flagelo.

Muchos cuestionan a la Agencia Nacional de Inteligencia, un organismo casi desconocido que debería actuar en la lucha contra el terrorismo pero que parece sufrir una inacción total por carecer de recursos materiales, humanos y organizativos para enfrentar el problema.

Además, aunque tanto Piñera como el ministro del Interior, Andrés Chadwick, han insistido en que se harán todos los esfuerzos para descubrir y encontrar a los presuntos terroristas, la realidad dice otra cosa.

En enero de 2017, el entonces presidente de la Corporación del Cobre, Ã'scar Landerretche, resultó herido en su casa por un paquete bomba, y el 4 de enero de este año otro explosivo hirió a cinco personas en una parada de ómnibus en una transitada avenida de la capital.

El 7 de mayo último, el presidente de la empresa del Metro de Santiago, Luis de Grange, recibió en su vivienda un paquete por correo, y ante las sospechas, llamó a Carabineros que comprobó que se trataba de una bomba.

Todos esos hechos fueron reivindicados en su página de internet por un grupo autodenominado Ecoterroristas Individualistas Tendiendo a lo Salvaje (ITS), pero hasta hoy no hay un solo detenido por esos hechos y al parecer las investigaciones están en punto muerto.

En canto a los atentados de la víspera, hasta el momento nadie ha respondido por su autoría y a nivel de calle muchos opinan que ahora tampoco habrá grandes avances.

Además, periodistas y analistas suspicaces llaman la atención sobre algunos detalles y se preguntan, por ejemplo, cómo pudo llegar un paquete bomba hasta la oficina de un alto ejecutivo del país ubicada en un edificio repleto de scaners y controles de seguridad.

En un país donde gran parte de la población ha perdido la confianza en las instituciones, también hay criterios de que lo sucedido ayer puede ser un montaje más.

Ello obedece al desprestigio de Carabineros por casos de corrupción y por la burda manipulación de los hechos cuando fue asesinado el comunero mapuche Camilo Catrillanca el año pasado por fuerzas especiales de ese cuerpo, lo que destapó una profunda crisis que provocó la renuncia o destitución de una decena de generales.

Quienes así se expresan señalan que lo sucedido en la comisaría de Huechuraba y en Las Condes bien puede servir para desviar la atención sobre problemas más profundos del país ante los cuales el gobierno, con un respaldo popular en picada, no parece encontrar soluciones efectivas.


Descarga la aplicación

en google play en google play