Escúchenos en línea

Demandan permanencia en Colombia de Oficina de ONU

Bogotá. Prensa Latina | 29 de Julio de 2019 a las 11:20

El Movimiento Defendamos la Paz pidió este lunes la permanencia en Colombia de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) por varios años más ''con el mandato original en su integridad''.

En tal sentido se refirió al monitoreo de la situación, asistencia técnica al Estado y a la sociedad civil y reporte anual al Consejo de Derechos Humanos-, así como el acompañamiento a la implementación del Acuerdo de Paz firmado en 2016 por el Estado y las exguerrrilla FARC-EP.

El Acuerdo de Paz abrió la ventana de oportunidad para superar las violencias estructurales de Colombia y esperamos seguir contando con el acompañamiento de la Oacnudh para hacerlo, subrayó en una carta dirigida a Michelle Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

A su juicio, la Oficina ha jugado desde el año 1996 en Colombia un papel fundamental en la promoción y la defensa de los derechos fundamentales y se ha convertido en aliado privilegiado de los movimientos de víctimas y de derechos humanos.

Al respecto, habló de la participación para lograr que la Corte Constitucional declarara inexequibles las normas que permitían conformar grupos privados para la autodefensa (Convivir, 1997) y las normas restrictivas de derechos y violatorias de la división de poderes (2001, 2002).

El rechazo a la constitución de redes de informantes civiles o del empleo domiciliario de armas por los reclutas campesinos (2002); el apoyo a la ratificación y aprobación de normas sobre desaparición forzada (1998, 2008 y 2012); y su asesoría para conseguir una adecuada reglamentación de la consulta previa para pueblos indígenas y afrocolombianos, también fueron resaltado por el Movimiento.

Asimismo, se refirió a la contribución de la Oacnudh a la eliminación de los procesos judiciales con jueces y testigos con reserva de identidad y sin audiencias públicas; y su acompañamiento durante el tiempo en que la sociedad civil trabajó con el Gobierno en la concertación de un Plan Nacional de Acción en Derechos Humanos (2008).

También destacó el trabajo en la documentación de las ejecuciones extrajudiciales, conocidas como 'falsos positivos', y posterior ayuda para el diseño y adopción de medidas para evitarlos; la lucha contra actos de violencia sexual cometidos por miembros de la fuerza pública (2009 y 2012); y la vocería para denunciar el uso de la inteligencia de Estado con fines criminales.

Otro de los aspectos resaltados con relación al accionar de la Oacnudh en Colombia son el respaldo al proceso de adopción y la aplicación de la Ley 1448 de Víctimas y Restitución de Tierras.

Según el Movimiento, este bagaje acumulado a lo largo de más de 20 años muestra la eficiencia de la Oficina, tanto en la observación de derechos humanos como en la asesoría técnica.

Hoy, la Oacnudh constituye la voz internacional más autorizada para denunciar los asesinatos y las amenazas a los líderes y lideresas sociales, para documentarlos y para impulsar su investigación, apuntó en referencia a los frecuentes hechos de violencia registrados en esta nación.

La movilización por la vida realizada el 26 de julio pasado en Colombia y otros países fue convocada por el Movimiento Defendamos la Paz, un bloque ciudadano integrado por exnegociadores del proceso de paz, exministros, exconstituyentes, académicos, congresistas, artistas, juristas y líderes de partidos políticos y de organizaciones sociales y de víctimas del conflicto armado interno.


Descarga la aplicación

en google play en google play