Escúchenos en línea

Presidente mexicano defiende estrategia contra la violencia

Ciudad de México. Prensa Latina | 8 de Noviembre de 2019 a las 10:28

El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió este viernes la estrategia de México contra la violencia para garantizar la paz, la cual consiste en buscar el bienestar de la población, sin corrupción y sin impunidad.

En su conferencia matutina en el Palacio Nacional, el mandatario detalló que esa estrategia incluye el que no haya corrupción, que no se asocie la autoridad con la delincuencia, que actuemos de manera coordinada todos los que tenemos responsabilidad para garantizar la paz.

Lo importante, añadió, es que se atienda el problema de manera permanente como lo hacemos todos los días, que se busque más presencia de agentes, de la guardia nacional, en todo el territorio, que se combata el consumo de drogas, y se fortalezcan valores en lo cultural, moral y espiritual.

Todo eso, reiteró, es la estrategia a la cual se une que no haya impunidad, que no se permita a nadie violar la ley, aplicar la máxima de los liberales 'por encima de la ley nadie'.

Admitió que esa estrategia no pone por delante el uso de la fuerza; consideramos que no debe enfrentarse la violencia con la violencia pues es lo que ha causado discrepancias.

Atacamos las causas que originan la violencia como la desintegración familiar, la falta de oportunidades, de trabajo, la desatención a los jóvenes, el consumismo o lujos baratos, las frivolidades, estilos de vida donde prevalecen los amantes de lo material, y eso es lo que estamos haciendo.

Son acciones en las que la autoridad debe dar ejemplo porque si hay corrupción en ellas, si mienten como respiran, si no tienen principios serán mal ejemplo, pero tenemos confianza que vamos a resolver el problema.

Lo que se quiere es que la delincuencia no tenga bases sociales, que se vayan quedando solos y se van mejorando las condiciones de vida, de trabajo para no llegar a estos extremos motivados porque se abandonó a la gente y ni siquiera se pensaba que la violencia era el fruto podrido de la política de pillajes.

Opinó que miles de mexicanos se fueron al exilio porque no tenían oportunidad de salir adelante del país, se despobló el campo, se desintegró la familia por el abandono, y ahora estamos pagando las consecuencias y tenemos que modificar esa política.

Desde luego hay quienes tienen visión distinta y es respetable, pero no vamos a aplicar el uso de la fuerza, la guerra, que ya demostró no es opción, un fracaso y en vez de resolver el problema lo agravó, dijo al responder una pregunta sobre una propuesta de un senador estadounidense de declarar al crimen organizado como terrorismo.

No vamos a regresar a la guerra, tenemos que resolver problemas como lo estamos haciendo. Hay capacidad técnica en el ejército, la marina, la guardia nacional, hay profesionalismo, se aplican estrategias de investigación y hay inteligencia, instrumentos y equipos suficientes. Tenemos capacidad y hay profesionalismo.

La opinión del senador norteamericano es respetable, pero nosotros tenemos una postura acorde con nuestros principios constitucionales y eso es lo que estamos haciendo.

Sin baladronadas solo recordar que somos un país libre, independiente y soberano, respetuosos por lo mismo de la soberanía de otros pueblos; no opinamos de lo que deben hacer otros países porque no queremos que haya injerencia de ningún gobierno extranjero.


Descarga la aplicación

en google play en google play